XOUBIÑAS SARDINILLAS GUISADAS DE MI MADRE

La xoubiña guisada en casa se hizo toda la vida, y os digo más, lo que caracteriza a este guiso son las "nébedas"estas hierbas le dan un sabor especial, en casa toda la vida se le pusieron, y para mi no se concibe este guiso sin ellas. Estas hierbas son muy comunes por esta zona donde vivo, nosotros las utilizamos únicamente para este guiso y para las filloas de sangre, las que se hacen en época de matanza, os dejo con la receta a ver que os parece...
INGREDIENTES:
  • 750 de xoubiñas limpias
  • 5 patatas gandes
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 tomates
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 2 ramitas de perejil
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 ramitas de nébedas sólo las hojitas picaditas
  • Sal
PREPARACIÓN:
Limpiamos las xoubiñas (sardinillas) de tripas y cabeza, la espina central yo se la dejo, en casa nunca se le saco, la xoubiña al ser muy pequeña apenas notas la espina y se le come todo. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas a poder ser del mismo grosor.
Limpiamos, lavamos y cortamos todas las verduras, los pimientos en cuadraditos, la cebolla en láminas, el diente de ajo en láminas y los tomates rallados. En una cazuela a poder ser de barro hacemos una cama de verduras, es decir, primero repartimos un poco de cebolla, luego repartimos una capa de los pimientos, el ajo y la mitad del tomate rallado, epartimos encima de esta capa de verduras el perejil picado.
Encima de esa cama de verduras repartimos las rodajas de patatas, ahora distribuimos encima de las patatas las xoubiñas, volvemos a distribuir el resto de las verduras y el tomate. Añadimos encima una cucharada de hojas de nébedas picadas. Repartimos el pimentón todo por encima de las verduras, regamos con el aceite y cubrimos con agua,pero mejor algo de menos que de más, para no aguar el guiso, sazonamos y ponemos a fuego medio bajo, unos 20-30 minutos hasta que las patatas estén blanditas. Probamos de sal, retiramos del fuego, dejamos reposar unos 15 minutos y listo para degustar...



45 comentarios

  1. Adoro e essas tem mesmo um aspecto delicioso
    Seriam um almoço perfeito

    ResponderEliminar
  2. Esther tienen una pinta increíble. Lástima no poder disfrutar de platos así al sur porque no disponemos de esas xoubas ni de las hierbas de las que hablas. Me conformaré admirando tus fotografías que parecen despedir el buen olor del guiso

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Ooooooooh! ¡¡Qué rico!! (como todo lo que haces, maja, que quién pudiera meter el tenedor ahí! jajaja) Yo este guiso (o uno muy muy parecido) lo comía mucho pero en vez de con xoubiñas mi bisabuela lo hacía con bogas que cogía el vecino en el río, y estaba espectacular ¡Qué recuerdos más buenos me traes! Y por supuesto que sin las nébedas no es lo mismo. Le da un sabor maravilloso. Una pena que no sea algo que se pueda comprar por aquí. Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Hoy no se que pasa en Internet pero no salen los escritos completos, no se si es que yo lo veo o le pasa a todos, de todas las maneras te comento que ese guiso de sardinillas si lo ve mi marido te hace la ola, se ve riquísimo Esther una maravilla, me encanta!!!!. Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Hola Esther. Pocas veces he hecho sardinas frescas, asadas me encantan pero al aire libre jj porque en casa dejan un olor que tarda en desaparecer. Así no las he preparado ni tampoco por aquí existe esa hierba, creo, pero viendo su aspecto seguro que estarán de fábula. Para mí sin espina central jj, les tengo un poco de reparo. Ni los boquerones los como con espina jj.
    De esta forma estarán de rechupete.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla, que megusta como ha quedado que la que lo ha hecho creo que sabe sobradamente cocinar por como ha quedado su terminacion. Besos

    ResponderEliminar
  7. Por el sur las sardinas se suelen comer fritas o a la plancha, este plato tuyo me parece excelente, y sanísimo, aunque no disponemos de esas verduras por aquí. Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Esther!! No conocía este plato y me ha encantado. Cuando veo platos típicos así de buenos, sigo ratificándome en lo bien que se come en Galicia. ¡¡Felicidades por esa riquísima gastronomía!! Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Un plato muy rico , lo que nunca vi fue esa hierba besitos

    ResponderEliminar
  10. La receta es buenísima y cómoda de preparar, ya que se pone todo en la cazuela y se deja hacer. No conozco esas hierbas y espero que no sean imprescindibles porque el guiso es estupendo para las sardinitas, que aparte de asadas nunca se como hacerlas. Te pongo otro diez hoy.
    Bss

    ResponderEliminar
  11. la verdad q los guisos de las mamis abuelas o tias son toda una maravilla!!! y este tuyo tiene una pintaca impresionante!!! deliciosas es quedarse muyyyy corto.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡¡buenisimas!!
    Que será que las recetas de las madres siempre son exquisitas.

    ResponderEliminar
  13. Qué plato tan rico!! Y que bonita presentación, me ha gustado mucho. Las sardinillas si se encuentran por aquí, pero esas hierbas me temo que haya que ir a Galicia a por ella. Pero es una receta de lo mejor. Muy buena Esther!!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  14. Hola Esther! También era la receta de mi madre, y en mi casa es una habitual en la época de xoubas y de pimientos y tomates de la huerta... que rica está! Por cierto la nébadas la usamos también para cocer las castañas del magosto y en la "bincha" del carnaval.
    Bicos

    ResponderEliminar
  15. Olá Esther!!
    Receitas de mãe sempre tem um sabor especial, a apresentação ficou linda!
    Beijos e lindo dia pra ti! =)
    www.deliciasdavodeo.com.br

    ResponderEliminar
  16. Q UE PINTAZA TIENEN esas sardinas .La nébeda aquí la usamos para echar en el agua de cocción de las castañas.

    ResponderEliminar
  17. Que buen plato de sardinas,mmm!
    Bs!

    ResponderEliminar
  18. Que bueno ese guiso de sardinillas.No conocía las nébedas ,no se si en Asturias tenemos.besinos

    ResponderEliminar
  19. Que bueno tiene que estar este guiso de sardinillas, la verdad que nunca las probé así y me han dado muchas ganas de hacerlo al verlas, la nébedas no la conocía no se si encontraría ,besitos

    ResponderEliminar
  20. Nunca he comido las sardinas guisadas, en casa siempre las preparo asadas o fritas, nunca se me ha ocurrido prepararlas así, seguro que tien que quedar muy ricas, me encanta como se ven, me guardo la receta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Que ricas, Esther, se parecen a unas que hacemos en mi casa, que era la receta de mi abuela, si quieres pasate a verlas, se llaman "Sardinas emperejilas", son muy parecidas, hasta en la manera de hacerlas. Las mias no llevan ni patatas ni pimentón, pero son muy similares, ya verás, y están riquisimas, asi que estas tuyas estarán de vicio.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  22. Es un buen plato Esther, uno de los que más me gustan, con pescado. Estos platos saben divinamente y son únicos para entrar en calor. Imagino a qué sabe, pero no sé el toque que le da esta hierba, que no conozco de antes. Te han quedado, además, muy bonito el color y la fotografía. Me quedo con tu receta divina. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  23. Hola Esther, pues yo nunca le he puesto las nébedas, si que lo he visto en lo de las filloas pero no con las xoubiñas. Lo primero que he pensado al ver el título del post es en cómo te las habrías apañado para hacer las fotos, porque vamos, las xoubiñas ricas son, pero fotogénicas, en fin.... Y menuda sorpresa, tienes unas fotos preciosas, qué buena fotógrafa y cocinera eres. Me encanta el plato, besos.

    ResponderEliminar
  24. Una receta muy de la tierra,tradicional y muy rica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Una receta muy de la tierra,tradicional y muy rica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. A mi me encantan Esther, pero nunca las he comido guisadas, siempre las hago fritas o en empanada , probare tu receta que tiene una pintaza, la nebeda nosotros tambien se las ponemos a las castañas cocidas junto con el fiuncho, biquiños

    ResponderEliminar
  27. Si te digo que me comería la cazuelita entera. Receta de madre y voy directa. Sana y bien rica debe estar. Besos

    ResponderEliminar
  28. Que buena pinta Esther, yo nunca he probado un guiso así y además por aquí no vi las nébedas , no se si se me han pasado . Lo que si se es que tiene que estar ricos no lo siguiente, te copio la receta que la tengo que hacer.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
  29. Menuda pinta tienen y si ademas esta receta es de tu madre es de diez siempre las recetas de las madres son las mejores.
    Besitos

    ResponderEliminar
  30. Me llevo la receta, pero aquí serán "parrochinas guisadas". Aunque igual de ricas.
    Bss

    ResponderEliminar
  31. Acabo de descubrir las nébedas gracias a tu entrada, que curioso.

    No te acostarás sin saber una cosa más.

    Tengo que decirte que las sardinas no son santo de mi devoción, pero ... también he de decirte que las fotos invitan a probarlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Con la garantía que me da la cocina de nuestras madres, este plato seguro que es para triunfar.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  33. Hola Esther, me gustan mucho las sardinas, de cualquier forma, guisadas están bien ricas porque se les saca los lomos muy bien. La planta no la conozco y no sé si por aquí la pudiera conseguir, pero por lo demás, me quedo con tu receta, gracias por compartirla. Besos!!

    ResponderEliminar
  34. Este es un plato que la persona que no lo haya probado no sabe lo que se pierde. Me relamo con solo ver la cazuela, hija. !! De diez y para repetir!! .

    Bicosss

    ResponderEliminar
  35. Mi niña, me has transportado a los tiempos de mi niñez, por un momento pasó por mi mente la imagen de mi abuela, así las preparaba ella, pero sin esas hierbas que yo nunca he conocido.
    Tenía una mano especial para la cocina y, todo lo que ella hacía, a mí me sabía a gloria.
    Esas xoubiñas, estarán siempre en mi recuerdo.
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  36. Que preciosidad de fotos, de plato , de hierbas.. de todo..Esther!! eres buena en todo , leches..!!
    la forma en que cocinas estas sardinillas me ha encantado , asi a capitas todo mezcladito mmm que cosa más rica por dios,
    no se pierde ni un juguito , lo único son las hierbas que comentas , que vistas así parecen hojas de menta.. lástima que no me pueda
    hacer con ellas , si no lo intentaria..
    ( escucha , mariflower.. que te estuve buscando la receta que he publicado hoy
    y no la encontré.. me atrevido con una receta gallega...joer, que lástima que no la tuvieras hecha tu..
    que te tengo ganas .. besitos reina

    ResponderEliminar
  37. Holaaa, que riquísimo guiso de sardinas maja, nunca las he cocinado así, siempre van fritas o en escabeche. No conozco esta planta, ahora voy a leer más sobre ella que nunca había oído hablar de ella.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  38. Menuda pinta tiene esa cazuela, con todo el sabor de la tradición y de esos guisos sencillos que no pueden estar más buenos! Tengo ganas de hacerme un viajecito por tu tierra porque desde luego sabéis comer, jajaja. No conozco esas hierbas, pero eso es parte del encanto de las diferentes gastronomías que tenemos en este país. Un lujo de plato, guapa
    Besitos

    ResponderEliminar
  39. Ays madre!!! Estas recetas heredadas de la familiason oro! Eso es un plato completo y con fundamento como diria Arguiñano. Una maravilla. Besos

    ResponderEliminar
  40. Hola Esther, la verdad que este guiso me ha parecido una autentica maravilla, nunca había visto las sardinas cocinadas así, y desde luego tienen que ser una delicia, tampoco conocia las nébedas, así que muchas gracias por enseñarnos esta receta de tu mami tan rica, besos!

    ResponderEliminar
  41. Esther no podia dejar de comentarte este exquisito guiso, yo la hago mas o menos asi, sin la hierba, que aqui es donde esta el quittt... solo le oía nombrar esa palabra nébeda a mi abuela y se me ha encogido el estómago solo leerla, me la recogía muchas veces para que me lavara con ella, la usaba como hierba medicinal, bikiños guapa

    ResponderEliminar
  42. Esther no podia dejar de comentarte este exquisito guiso, yo la hago mas o menos asi, sin la hierba, que aqui es donde esta el quittt... solo le oía nombrar esa palabra nébeda a mi abuela y se me ha encogido el estómago solo leerla, me la recogía muchas veces para que me lavara con ella, la usaba como hierba medicinal, bikiños guapa

    ResponderEliminar
  43. Mi madre tambien las hacia guisadas, que recuerdos!! que plato tan delicioso!! me ha encantado recordarlo, bicos

    ResponderEliminar
  44. un guiso casero de los que ahora apetecen, no lo conocia pero se ve muy apetecible
    bs

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....