ROSQUILLAS DE SAN FROILÁN

Estas rosquillas las hice hace tiempo, por San Froilán, se me olvidaron en borradores, tenía que publicarlas o dejarlas para el año y como cualquier día es bueno para degustarlas aquí van las mías, solo os digo una cosa, son totalmente adictas, están deliciosas, sin duda alguna para mi las mejores rosquillas que he probado...
Ingredientes:
  • 270 gr de leche entera a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de sal
  • 20 g de ron
  • 75 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 140 gr de harina normal
  • 3 huevos tamaño L a temperatura ambiente
  • Aceite de girasol para freír
Para el glaseado:
  • 120 gr de azúcar glas
  • 35 gr de agua
  • 8 gotas de limón
Preparación en thermomix:
Agregamos al vaso la mantequilla, la sal, el ron y la leche y programamos 4 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.
Incorporamos la harina y programar 20 segundos a velocidad 4 y dejar la masa en el vaso 15 minutos destapado.
Programamos 30 segundos a velocidad 4 e ir introduciendo los huevos de uno en uno por el bocal.
Introducir la masa en una manga pastelera con boquilla rizada.
Cortamos trocitos de papel de hornear de 5x5 cm y formamos encima de cada papelillo una rosquilla haciendo un circulo con la boquilla.
Freímos en abundante aceite, colocando las rosquillas boca abajo, y el papel quedara hacia arriba, luego se suelta solo, tan pronto como se vayan despegando los vamos retirando, damos vuelta a las rosquillas y cuando estén fritas las retiramos a un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Para elaborar la glasa incorporamos todos los ingredientes al vaso y programar 15 segundos velocidad 3.
Por último pintamos las rosquillas con la glasa con ayuda de un pincel. Yo las coloco todas en una bandeja grande, las pinto y las dejo secar.

Preparación tradicional:
En una cazuela ponemos a hervir la mantequilla, la sal, el ron y la leche.
Cuando comience a hervir añadir toda la harina de golpe y remover hasta integrarla y que la masa se desprenda de las paredes de la cazuela. Dejamos reposar 15 minutos para que se baje la temperatura.

Agregamos los huevos de uno en uno, no agregamos el siguiente mientras no tengamos integrado el primero.
Introducimos la masa en una manga pastelera con boquilla rizada.
Cortamos trocitos de papel de hornear de 5x5 cm y formamos encima de cada papelillo una rosquilla haciendo un circulo con la boquilla.
Freímos en abundante aceite, colocando las rosquillas boca abajo, y el papel quedará boca arriba, luego se suelta solo, tan pronto como se vayan despegando los vamos retirando, damos vuelta a las rosquillas y cuando estén fritas las vamos retirando a un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa..

Para elaborar la glasa incorporamos todos los ingredientes en un bol y mezclamos bien con ayuda de unas varillas.
Finalmente pintamos las rosquillas con ayuda de un pincel. Yo las coloco todas en una bandeja grande, las pinto y las dejo secar.




39 comentarios

  1. Que bonitas estão essas rosquinhas. Devem estar deliciosas. Beijos

    ResponderEliminar
  2. Hija mia, si tú todo lo que cocinas crea siempre adicción, solo con la presentación que haces de las recetas ya apetecen. Y como no van a estar ricas esas rosquillas con ese brillo y ese colorcito tan bueno, estarán increibles. Menudo regalo para quien le tocara esa cesta!.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo las tengo en pendiente, tengo que hacer esta delicia a mi padre que le gustan mucho¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. qué maravilla me han encantadooooooooo, y qué chulas te quedaron guapa. Un besin

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué ricura! Nunca las he probado, ni si quiera conocía un tipo de rosquilla así pero, la verdad es que prometen...jajaj Te han quedado preciosas y seguro que el doble de buena :)

    ResponderEliminar
  6. Pues yo no conocía estas rosquillas, y eso que tengo ido a Lugo por San Froilán. Me la apunto, jejeje...
    Una pregunta, cuando echas la harina en el cazo y remueves para que se integre bien, ¿Lo quitas del fuego?
    Graciñas. Un bico

    ResponderEliminar
  7. Qué ricas!! No hace falta que sea ningún santo, estas se comen solas!!! Bss.

    ResponderEliminar
  8. Vaya ricas estas rosquillas! Descubro ahora su paradero! Me van a encantar solo verlas por las fotos. Uhmmm qué ricas! Mándame unas cuantas que estoy con el café y me vendrían genial jiij Besos

    ResponderEliminar
  9. Adicción dices, pero si es que aquí todo lo que veo me la provoca !!!
    Por lo que veo, deben parecerse a la pasta choux ¿no? así que para morirse.
    Parece un bodegón, qué fotosssss.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Cómo me han gustado, Esther!! Me las llevo corriendo a Pinterest, pero no donde siempre llevo tus recetas, en el tablero de blogs amigos, sino a ese que me siguen tantos guiris, para que vean lo bien que se cocina aquí (por si quedaba alguna duda) y las fotos tan bonitas que haces. ¡¡Me encantaaaaaa!! Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Qué bonitas! Nunca había escuchado nada sibre estas galletas, pero tienen pinta de estar deliciosas!!! Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Una preciosidad de rosquillas! están de escaparate y seguro que están riquísimas!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Esther que bien que se ven estas rosquillas :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  14. No tengo ni idea de cuando es San Froilán pero lo celebraría cada día del año para disfrutar de estas deliciosas rosquillas ¡menuda pinta tienen! y aunque no soy yo muy habilidosa con la repostería frita creo que me animaré a prepararlas. Lo de los papeles de hornear me ha gustado, así no se estropean al ponerlas en la sartén.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  15. Por eso yo tengo adicción con tu blog, con estas delicatesem que preparas a ver quien no la tiene, maja||. Tienes razón da igual el día que sea siempre y cuando se puedan degustar un par de tropecientas rosquillas como estas jejejejejeje. Se ven riquísimas, Esther.

    Bicosssssssssssss

    ResponderEliminar
  16. Cualquier día es bueno y con la pinta que tienen a ver quien se resiste. Me recuerdan a los crullers, si están tan buenas serán éxito asegurado. Tengo que hacerlas!!! Besiños.

    ResponderEliminar
  17. Que ricas Esther, yo hago unas muy parecidas y las llamamos en mi casa "las del obispo" por una historia muy larga de familia.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  18. Meno mal que has recuperado estas maravillosas rosquillas que deben saber a gloria bendita, realmente deliciosas y muy apetecibles, enhorabuena!!
    Besos Esther.

    ResponderEliminar
  19. No te puedes imaginar las ganas que le tengo a estas rosquillas, pero al ser sólo dos en casa me controlo mucho con la repostería de sarten que despues vienen las madres mías, desde que las vi por primera vez, no recuerdo donde, siempre las llevo en mente pero la verdad es que nunca les hago un hueco y ahora me voy otra vez con ganas de incarle el diente a una, porque las tuyas se ven simplemente brutales. Besos!

    ResponderEliminar
  20. Que bonitas te han quedado ¡¡ no las he probado nunca, vamos, es que no las conocía, por el aspecto que tienen, seguro que están riquísimas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Claro que si, me alegra que la hayas puesto y es que se ven muy ricas y sientan de lujo en cualquier momento o dia, no las conocia, me las comia ahora mismo todassss jeje ,besos

    ResponderEliminar
  22. Que maravilla de rosquillas Esther, no las conocía y menos mal que las públicas porque no me pienso olvidar de esta receta, y con este frio unas de estas rosquillas con un chocolate caliente sienta de maravilla, ja,ja,ja.
    Muchas gracias por los ánimos, da gusto tener blogamigas así, desde ayer me siento mejor, je je,je.
    Un besito enorme guapísima y feliz semana.

    ResponderEliminar
  23. esas fotos hablan por si solas! estan de lo más apetecibles! bicos

    ResponderEliminar
  24. Holaaa, oh Esther, rosquillas de San Froilán, madre mía, yo no soy nada de santos pero este nombre no se me va a olvidar facilmente jajaajajja, son preciosísimas. Y me creo que son adictivas, vaya si me lo creo. Te han quedado extraordinarias, me recuerdan a los churros, ummmmmm
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  25. Toma ya!!! estoy aqui con el babero puesto Esther, tu me dices frie..y yo lo dejo todo..jaja
    me encantan tus rosquillas , las conoci buscando otra receta pero esta estas tuyas si que no se me escapan menudo pineando le he dao..jaja
    oye , y los kakis si no te gustan me los mandas por Seur que te los compro..jaja
    un besito reina, me voy a espatarrar en el souffaa

    ResponderEliminar
  26. Están deliciosas, muy sugerentes, susurran; cómeme, cómeme, un beset guapa

    ResponderEliminar
  27. Mmmmmm vaya aspecto mas tentador, que colorcito y que brillito tienen, tomo buena nota.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Se ven riquísimas....¿quien se come todo lo que haces?
    Besos guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  29. Qué maravilla, nunca las he probado pero se me hace la boca agua!! Un beso

    ResponderEliminar
  30. Qué ricura Esther. qué rosquillas tan ricas!!!! Me las como todas jajaja!!!!. Te han salido de lo más rico, menuda pinta de buenas, uff!! las tengo que hacer en cuanto pueda, que bocado más bueno!!.
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Mira que me gustan este tipo de rosquillas, ahora mismo te dejaba la cesta vacia jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  32. Esther qué maravilla de rosquillas!!! te han quedado fenomenal. No conocía yo este tipo de rosquillas.. bueno la verdad es que hay tantas cosas que no cnozco... pero me han encantado!!! La pinta es de diez, así que el sabor debe ser de lujazo.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  33. Esa masa fritita es mi perdición. Nada me gusta mas con el cafe de la tarde una rosquilla frita. Y como estas no las he probado e las llevo. Besitos

    ResponderEliminar
  34. Parecen donuts, o por lo menos es lo que he pensado al verlas. Parecen jugosísimas, y además son preciosas, Esther, haces bien en no esperar un año entero, qué más da si es la fecha o no... De verdad que me encanta todo lo que haces!!
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  35. Siempre haces cosas para abrirnos el apetito, hoy me toca probar unas rosquillas que deben estar para comerse una tras otra.
    No podré olvidar esta receta, tendré que hacerla algún día.
    Cariños en abrazos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  36. Esther con lo bonitas que se ven, es imposible que no nos gusten; gracias a San Froilán, o a la divina providencia, pues te has lucido.
    Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  37. Qué maravilla de dulce!! No lo conocía y se me ha antojado probarlos.

    Besos

    ResponderEliminar
  38. Iba a pedirte alguna, pero ya veo que hasta que no se acaban no publicas.
    Habrá que hacerlas, pues con esa pinta tan buena es imposible dejar de probarlas.
    Besos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  39. que rosquillas mas apetitosas esther y que colorcito han cogido. un besitoo!!

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....