VERDINAS CON GAMBONES Y ALMEJAS

Os aseguro que este plato para un día frío es lo ideal, rico no lo puede estar más, la verdina es una faba de suave cocción, atrayente imagen, extremadamente fina al paladar y de perfecto maridaje con pescados mariscos y caza. En muy pocas palabras esta podría ser la descripción más sencilla de la faba verdina Asturiana. Y para un día tan frió, nada mejor que un buen plato de legumbres y además de las ricas..
INGREDIENTES:
  • 1/2 kilo de verdinas
  • 1 puerro
  • 1 nabo
  • 1 ramita de apio
  • 2 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
*Para el sofrito:
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 tomate pelado y sin pepitas
  • 1 chorrito de vino blanco el mío de cosecha propia
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Unas hebras de azáfran
  • Aceite de oliva virgen
*Además:
  • 1/2 kilo de almejas
  • 1/2 kilo de gambones, langostinos, gambas
PREPARACIÓN:
La noche anterior ponemos las verdinas en remojo 12 horas, es decir, toda la noche.
Sacamos el agua a las verdinasy las enjuagamos bien bajo el grifo, las colocamos en una cazuela, con el puerro, el nabo, la ramita de apio, las zanahorias, los dientes de ajo y la hoja de laurel. Cubrimos bien con agua y colocamos la cazuela al fuego hasta que empiece a hervir. Desespumamos con una cuchara y ponemos el fuego al mínimo, dejamos que se vayan haciendo al chus, chus, sobre hora y media, no conviene removerlas para que no se rompan. Cuando veamos que están en su punto las retiramos del fuego. Reservamos.
En un bol con agua y un puñado de sal ponemos las almejas unos 30 minutos para que suelten la arena que pudieran tener.
En una cazuela amplia hacemos el sofrito; pelamos la cebolla, el ajo, el tomate y raspamos las zanahorias, lavamos todas las verduras y cortamos todo menudito, (yo piqué todas las verduras en una picadora, por separado). Sofreímos primero la cebolla en 3 cucharadas de aceite de oliva virgen, añadimos el ajo y seguimos sofriendo a fuego bajo, incorporamos la zanahoria, seguimos sofriendo,  agregamos el pimiento, el tomate, el vino, el pimentón y el azafrán, le damos unas vueltas más al sofrito para que todos los sabores se integren.

Lavamos bien las almejas bajo el grifo. Pelamos los gambones (los míos eran congelados, los dejé descongelar en la parte baja de la nevera y los pelé, dejando sólo los cuerpos limpios).
Agregamos las almejas al sofrito bien escurridas, tapamos la cazuela y dejamos que se abran a fuego medio bajo, removiendo de vez en cuando. Escurrimos el caldo de las verdinas en un cuenco (que no se os ocurra tirarlo), retiramos las verduras al vaso de la batidora, menos la hoja de laurel que lo tiramos a la basura. Trituramos, las verduras de la cocción de las verdinas y reservamos.
Agregamos las verdinas limpias al sofrito y cubrimos con el caldo de la cocción (sólo cubrirlas, si nesitáramos ponerle más es mejor hacerlo poco a poco), incorporamos las verduras de la cocción que habíamos triturado a la cazuela y meneando siempre la cazuela, procurando no meter mucho la cuchara para no romper las verdinas, dejamos que se vaya haciendo el conjunto a fuego lento.

Salteamos en una sartén los gambones con unas gotas de aceite y los incorporamos a la cazuela, sazonamos al gusto, le damos unos últimos meneos a la cazuela para que la salsita engorde y dejamos reposar fuera del fuego unos 15-20 minutos, servimos y a disfrutarrr...

43 comentarios

  1. ¡¡Hola Esther!! Y tanto que es ideal para un día de frío, ¡¡y lluvia!! porque vosotros allí estáis teniendo lluvia para rato. Platos de cuchara como estos son los que reconfortan y te hacen afrontar el día frío con mayor energía. Además, es un plato muy sano y poco calórico pero de los que te sacian y reconfortan. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Pero que receta tan buena para estos días de frío ;). A ver si localizo las verdinas y la pruebo en casa. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Guau, no solo es un plato contundente, es que con esos ingredientes está de lujo. Para un dia frio, con buena compañia, calentitos en casa y a disfrutar de la comida y la conversación. Todo eso me lo ha sugerido esa cazuela tan bien presentada que traes hoy.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía!!! que delicia de plato en casa seguro que triunfaría,pero lo malo que veo es conseguir las verdinas...Besets,Mary.

    ResponderEliminar
  5. Yo , que no soy mucho de judías blancas...éstas me encantan!! son tan suaves y tan deliciosas que no parecen alubias...y el pescado y marisco les queda de lujo!! Muy ricas. Bs.

    ResponderEliminar
  6. Delicioso¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ además con éste frio entra sólo.

    ResponderEliminar
  7. Menudo guiso tan rico, ideal para el frio que tenemos hoy, no conocía la verdina, a ver si la encuentro y la pruebo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Y tan ideal, Esther!!, es un plato con el que disfrutar de principio a fin, yo al menos, no levantaría cabeza hasta terminarlo. Que sabroso con esa verdina y el marisco, como para repetir filliña. Te ha quedado fabuloso y me has dado un hambre de narices, que lo sepas jajajajaja

    Bicossss

    ResponderEliminar
  9. Cogería por esas asas el guiso que nos traes y me lo llevaba tan ricamente y sin mirar atrás jaja
    Desde luego Esther, que sabes cómo dejarnos con los dientes largos, es un espectáculo para la vista y me imagino que para el paladar también.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa !
    Son deliciosas, en casa nos encantan , con caza nunca las he preparado, sólo con marisco .
    Repetiría plato , creo que con una ración solamente no me conformaría, qué bien cocinas hija !!!
    Besinos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Te ha quedado un guiso de lujo, tiene una pinta fabulosa, así con marisco. Me ha encantado.

    Saludos


    ResponderEliminar
  12. Una receta infalible, si señor. Vaya pinta!

    ResponderEliminar
  13. Un plato divinisimo no lo siguiente ademas de estar delicioso con los gambones, te puedes creer que aun no he comido las verdinas y me has puesto los dientes bien largos.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  14. Ole, ole y oléééé, vaya platazo has hecho, esas verdinas ademas de reconfortantes tienen que estar divinas, con esos gambones, almejas y su correspondiente sofrito ufffffff...me iba a poner morada yo, me encanta niña, ricas no, lo que le sigue. Besos bonita.

    ResponderEliminar

  15. Buenas tardes Esther. Estas verdinas con almejas y gambones te han quedado deliciosas, bueno más que deliciosas impresionantes. Un plato como bien dices ideal para un día de frio, como el que empezamos a tener ahora. Presentado en esta cazuelita esta de maravilla.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  16. Una receta con fundamento me gusta besitos

    ResponderEliminar
  17. Que maravilla de guiso, babeando me tienes, no veas que ganas me están entrando de meter ahí la cuchara!!

    Bicos

    ResponderEliminar
  18. Que buenas, estoy deseando probar estas judías, que se ven con un color precioso. Además cocinadas a fuego lento, te han quedado todas enteras y sin pieles flotando que afean tanto el potaje. Con las almejas y los langostinos ¡De diez! Besos.

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa, qué plato rico para este tiempo, sobre todo vosotros que con la que está cayendo por allí...
    Pues qué buenas estas verdinas, nunca he probado esta variedad pero seguro que me encantaría, a mí me gustan mucho los platos de cuchara y éste se ve fabuloso.
    Feliz semana
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Yo te lo compro, aquí ha llegado el invierno por fin y hoy ha hecho un día de perros, lluvia, frio y viento... y esos gambones están diciendo cómeme!!!
    Un besote y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  21. Que maravilhoso aspeto, uma tentação. Beijos

    Prato Caseiro
    Facebook.com/Prato Caseiro

    ResponderEliminar
  22. Nunca he comido las verdinas, pero si las pruebo en un plato como esté, seguro me gustan.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  23. Que rico! Solo con verlo me dan ganas de comerlo, a pesar de que ya son horas de ir a dormir!! Me encanta. Un beso!

    ResponderEliminar
  24. No sabía lo que eran las verdinas, pero da igual. Me como la cazuela entera. Menuda pintaza. Para el frío, dices. Da igual. Tiene que estar de muerte. Te envío yo el pan.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Esther, este plato es para quitarse el sombrero y aplaudir!! Qué maravilla , para estos días es ideal pero yo me lo como hasta en pleno verano con 40º a la sombra, jaja!!

    ResponderEliminar
  26. Pues hoy es el día perfecto para hacer este plato, hace un frio que pela, y me parece de lo mas original besos y que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  27. Me matas! que cosa más bonita y por esto si que me dejaría matar. O vender el alma al diablo o algo peor y es que ya sabes lo que me gustan esos animalillos marinos que veo danzando por esas habas que miedo me da solo imaginarme lo ricas que están. Vaya mano que tienes para todo. No se te resiste nada:-) un besazo

    ResponderEliminar
  28. Estas fabinas quedan buenisimas con pescado o marisco , asi que viendo lo deliciosas que te quedaron a ti apetece coger la cuchara y ponerse a comer para no parar
    besinos

    ResponderEliminar
  29. Niña que cosa tan rica y como dice PINKY para no parar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Se hace la boca agua!! tiene que estar de vicio. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  31. No conocía las verdinas y te ha quedado un plato de diez. Yo me las comería con frío y sin frío también.

    ResponderEliminar
  32. Qué plato más delicioso!! Te ha quedado perfecto, me gusta mucho y no he probado nunca ñas verdinas... Bss.

    ResponderEliminar
  33. Como llevo días con poco apetito, a la hora de la cena o la comida ya sé donde tengo que venir, seguro que me va a entrar un hambre...
    ¡Riquísimas! Sólo con verlas acierto.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  34. Tienen una pinta increible, toda una delicia sin duda. besitoss

    ResponderEliminar
  35. Me parece un plato estupendo, no lo he probado nunca, pero por los ingredientes que lleva tiene que estar buenísimo, es un guiso de lo más apropiado para estos días de frío que se nos han metido, tiene que sentar divinamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. No he probado las verdinas aún y mira que tenía intención de no dejarlas pasar otro año. Ya van tres, jajaja. No las veo, pienso que es atinar con ellas, pero parece ser que se quedan por tu tierra y faltan. Tu plato ha quedado de verdadero espectáculo ¡qué bueno Esther! Besossssss.

    ResponderEliminar
  37. Que guiso tan rico Esther, perfecto para ese tiempo gélido que nos acompaña estos días, tiene una pinta de rico, rico, está claro que todo te sale bien.
    Biquiños guapa

    ResponderEliminar
  38. como me gustan estos guisos!! que ganas de meter la cuchara! bicos

    ResponderEliminar
  39. Pero que guiso tan rico Esther, que maravilla y como te han quedado de buenísimas. Me parece una receta muy rica que me voy a guardar, ahora mismo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  40. No sabia lo que era la verdina, gracias por explicarlo nunca la he probado pero no tengo ninguna duda lo rica que debe de estar acompañado de esos gambones y almejas, yo me comía un plato de estos hasta en pleno agosto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  41. Vaya platazo que te has marcado, de puro lujo chiquilla. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  42. madre mia de lujo y encima el vino tambien es de tu cosecha ya no se puede pedir mas bssss

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....