MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO CON CAVA Y FRAMBUESAS


Hice estas copas para el postre de año nuevo y nos han encantado. Lo malo fue, que a mi me parece que la receta tiene un error, veréis, para hacer la gelatina de cava pone 20 g de gelatina y a mi me pareció mucho. No tenía tiempo de probar y volverlas a hacer y las hice como esta en la receta y a todos nos pareció que la gelatina tendría que estar más blanda, otro día con más tiempo probaré con menos gelatina. Por lo demás, la mousse de chocolate esta deliciosa, fina, delicada y entre el dulce de la mousse y el ácido de las frambuesas combina maravillosamente bien.
INGREDIENTES:
*Para la gelatina de cava:
  • 400 g de cava
  • 20 g de gelatina
  • 150 g de azúcar
*Para la mousse de chocolate blanco:
  • 300 g de chocolate blanco
  • 100 g de nata
  • 48 g de yema
  • 36 g de azúcar
  • 8 g de gelatina
  • 480 g de nata semimontada
  • Frambuesas frescas
PREPARACIÓN:
Lo primero que vamos a preparar es la gelatina al cava. Mezcla el cava con el azúcar y ponlo en una jarra, para que te resulte mas fácil de rellenar las copas. Funde las hojas de gelatina en el microondas (previamente bien hidratadas y bien escurridas) y mezcla con el cava.
Coloca 4 o 5 frambuesas en cada copa (yo puse dos, eran grandisimas) y rellena con cava hasta un poco menos de la mitad de la copa. Ahora colócalas en la nevera y las ponemos inclinadas poniendo la base de las copas entre las rejillas de la nevera y apoyándolas contra las paredes, de ese modo cuando la gelatina cuaje cogerá esa forma en diagonal.

Cuando la gelatina este cuajada, empezamos a preparar la mousse de chocolate blanco. Calienta los 100 g de nata hasta los 90º, por otro lado mezcla las yemas con el azúcar y remueve con unas varillas. Cuando la nata llegue a los 90º retiramos del fuego y las vamos incorporando a las yemas poco a poco para equilibrar la diferencia de temperatura y removemos.

Pasa la mezcla de nuevo al cazo y ponemos a calentar a fuego suave procurando que no pase de 84º (si pasa de 84º el huevo cuajaría) y sin dejar de remover hasta que empiece a espesar ligeramente.
Retiramos del fuego y vertemos sobre el chocolate, previamente troceado, y al mismo tiempo que lo vertemos lo vamos colando. Removemos y mezclamos bien con las varillas hasta que el chocolate se funda completamente.
Ahora emulsionamos con el túrmix y al mismo tiempo vamos repasando las paredes del bol con una lengua para que quede todo bien emulsionado y obtengamos una mezcla homogénea. Dejamos enfriar, mientras semimontamos los 480 g de nata en un bol y lo guardamos en la nevera. Cuando la mezcla este a 33º, sacamos la nata semimontada de la nevera y la vamos añadiendo poco a poco con movimientos envolventes.

Metemos la mousse en una manga, terminamos de rellenar las copas y las volvemos a guardar en la nevera hasta que la mousse cuaje. En el momento de servir sacamos  las copas, ponemos unas frambuesas encima y unas perlas de azúcar doradas.

26 comentarios

  1. Vaya postre tan chic y rico seguro. Feliz Año Nuevo, guapa!

    ResponderEliminar
  2. Un postre delicado y elegante para la ocasión, supiste escoger bien, pues vistió el año nuevo de gala. Tu mesa brillaría entre el buen menú y mejor compañía, te felicito por ello.
    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Esther te han quedado unas copas preciosas.

    El tema de la cantidad de gelatina en algunas recetas es brutal. Bien es cierto que a todos nos da mucha rabia que algo no cuaje como es debido pero de ahí a hacer pura "goma" hay un paso aunque bien es cierto que no siempre se tiene tiempo suficiente para experimentar con las cantidades y se va a lo seguro.

    Espero que puedas repetirla y hacer pruebas y que nos cuentes

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Hola Esther ! te han quedado unas copas muy elegantes y espectaculares ,seguro que de sabor muy buenas aveces ya sabes es cuestión de volver a probar con menos gelatina hasta adecuarla a tus gustos ,ya nos contaras
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Que bonita y original presentación, me encanta ! y seguro que la mousse combinada con la gelatina esta deliciosa! bicos

    ResponderEliminar
  6. Qué preciosidad de copas!!
    Qué rabia da cuando ves una receta y tu misma ves que algo no cuadra, pero dices... lo hago así!.
    A mi me pasa, y luego viene las lamentaciones de que ha salido mal y me empiezo a tirar de los pelos y diciéndome "qué tonta si ya sabía que no podía ser"!! jajaja. En fin.. si algo es rico hay que volver a intentarlo con tu propia intuición ;)

    besos

    ResponderEliminar
  7. Se ven espectaculares, Esther! Dignas de una noche tan especial como el fin de año o cualquier otra celebración! Mira el lado bueno de tener que probar con menos gelatina, las volverás a disfrutar, jeje. Besiños.

    ResponderEliminar
  8. ¡Madremiademialma! Este postre te lo robo si o si, te ha quedado de lujo, niña.
    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Con un postre así da gusto empezar el año, Esther, tiene una presencia maravillosa y aunque dices que la gelatina era demasiado seguro que estaban deliciosas esas copas. Te ha quedado espectacular!!
    Un besazo grande y como no sé si te felicité el año o no, Feliz Año!!! Que tengas un año maravilloso!

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Qué presentación tan bonita, Esther!! Son unas copas super elegantes ideales para cualquier fiesta. No he probado nunca esta combinación, chocolate blanco con cava, y me encantaría probarlo.
    La verdad es que las recetas de las revistas, a veces, es toda una aventura hacerlas, pues yo he visto más de un error en muchas de ellas. Y como tú dices, por la experiencia ya intuyes que no puede ser esa cantidad, pero si no tienes tiempo para repetir la receta, pues te arriesgas y la haces tal cual. O una de dos, o son errores tipográficos, o es que no confirman realmente lo que hacen. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Te quedo divino muy de fiesta me gusta besitos

    ResponderEliminar
  12. Pues las copas tienen una presentación preciosa me encantan y seguro que están muy ricas y si pruebas con menos gelatina ya nos dirás aun asi me parecen perfectas un beso

    ResponderEliminar
  13. Que maravilla, quedarían sorprendidos con un postre tan espectacular y rico.
    Besos. LOla

    ResponderEliminar
  14. Esther te quedaron preciosas, si es que daría hasta lastima comerlas. Seguro que tu familia paso por alto el detalle de la gelatina, porque solo de verlas ya apetecen.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Ummmmmmmmmmmm!!! que riquísima esta mousse, me tomaría una ahora mismo se ve toda un espectáculo, como la disfrutaríais. Besossss.

    ResponderEliminar
  16. Hola Esteher, Feliz Año¡¡¡ espero que este año te venga lleno de muchas alegrías para ti y los tuyos.
    Me encanta, que bonito y elegante queda este postre, se ve fantástico, ese es un postre para quedar de diez, perfecto.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. La presentación es perfecta, las copas te han quedado preciosas y con toda seguridad que estaban deliciosas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Hola, con lo preciosas que son yo creo que se me olvidaría si la gelatina está o no en su punto. Además de cava con lo que me gusta!! A pesar que no fueron de tu gusto completamnete, yo creo que será por lo perfeccionista que eres, seguro que triunfastes. Un beso

    ResponderEliminar
  19. Esther, un 10 al cubo. Me parecen una maravilla de copas y su contenido, debe estar muy, pero que muy rico. También creo que 20 g de gelatina es mucho. No dejes de sorprendernos. Besos

    ResponderEliminar
  20. Un lujazo de postre Esther, que pinta mas espectacular, preciosas.A mi me hubiera pasado igual, aunque me parezca mucha gelatina, la primera vez sigo la receta tal cual.
    Besos de maricacharros.

    ResponderEliminar
  21. Hola Esther!! Qué ricas y preciosas te han quedado estas copitas, habrá que intentar con la mitad de gelatina para que cuaje sin rebotar la cuchara jajaja.
    Lo bueno es que como son tan ricas puedes volver a intentar ;)
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  22. Buenos días Esther y feliz año nuevo. Qué preciosidad de receta y con una elaboración de las que se disfruta, digna de una noche tan especial y de estar en la final de un concurso de cocina, me encanta.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Pero Esther! Es un postre espectacular que nos traes ahí! Parece que las fotos salen directamente de un anuncio, me ha recordado a esas del Lidl cuando ponen alguna receta en su catálogo de precios :D Un postre digno de la cena de año nuevo, muy vistoso y seguro que muy rico! Besitos!

    ResponderEliminar
  24. Ostras! que postre tan rico y la presentación es fantástica, me guta mucho. Seguro que estaba de 10. Un beso :)

    ResponderEliminar
  25. Un postre de lujo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  26. Ayer cuando te visité te comenté esta entrada desde el móvil, pero no me la quiso publicar. así que aprovechando que estoy en el ordenata te dejo el comentario, porque como ya conozco al pájaro la copié.
    Es tan bonita Esther, que hasta se puede perdonar la primera vez, que la gelatina esté algo dura, con tu maestría mi querida amiga, no tengo ninguna duda que la próxima vez saldrá perfecta.
    Biqiños reina

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....