CORAZONES DE PAN DE LECHE


Estos panecillos son de mi querida Cristina. Ella los hizo hace ya algún tiempo pero a mi no se me han olvidado. Los hice ya más de una vez y a mis chicas les encantan, los comen de dos en dos, no se como están al día siguiente porque en casa se terminan el mismo día. Están muy ricos y a los chiquillos les encantan y a los mayores igualmente, tanto para merendar como para desayunar con un poco de mermelada son ideales..
INGREDIENTES:
  • 300 g de harina de fuerza
  • 80 ml de leche
  • 40 g de azúcar
  • 1 huevo mediano
  • 13 g de levadura fresca de panadería
  • 30 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de sal
PREPARACIÓN:
desleímos la levadura en la leche y ponla en la cubeta junto con el huevo ligeramente batido. Añade encima el azúcar, la harina y la sal. Selecciona el programa que solo amasa, en mi panificadora el 7 y que dura 15 minutos.
Cuando termine el tiempo añade la mantequilla en trocitos y vuelve a seleccionar el programa que solo amasa y que en la mía dura 15 minutos. Al final obtendremos una masa lisa y brillante. Sácala de la cubeta y haz una bola con ella, ponla dentro de un bol engrasado con un poco de aceite. Tápala con un film transparente y a su vez con un paño limpio, y déjala levar hasta que doble su volumen.

Saca la masa del bol y haz porciones de unos 50 g. Haz con cada porción una bolita y déjalas reposar tapadas con un paño 10 minutos. Con un rodillo estira una bolita, solo a lo largo, enrrollala sobre si misma por la parte más larga, aplasta ligeramente el rollito y doblalo por la mitad, ajustando bien la punta y sellando un poquito los lados, corta el rollito por la parte más ancha justo por la mitad hasta separar en dos, veras como te queda un corazón (si pasais por el blog de Cristina veréis un paso a paso muy claro.
Haz el paso anterior con todas las demás bolitas y ponlas todas en una bandeja forrada con papel de hornear, déjalas levar de nuevo, una media hora.
Precalienta el horno a 175º.
Pinta todos los corazones con huevo batido y hornéalos hasta que tengan un bonito color dorado, luego déjalos enfriar sobre una rejilla

39 comentarios

  1. Hay Esther te han quedado preciosos!!! que miga se le ve mas fina, me encantan como te han quedado, un lujazo!!!!! Besosss.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo no ibas a celebrar tú San Valentín si tendrás lista de espera? Y no me extraña, yo también estoy expectante por ver las maravillas dulces y saladas para tal dia. Se festeje o no, es una alegria encontrarse con una preciosa receta como ésta. Me encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Esther el mejor corazón eres tu y después estos panecillos, que aunque se vean que son una ricura no le ganan al tuyo ;)
    Te han quedado espectacular!!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla! Me he enamorado de estos panes de leche 😍

    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Esther!! Si es que algo así, es imposible que lleguen al día siguiente. Se ven increíblemente tiernos. En vez de dos en dos, yo me los comería de cuatro en cuatro, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía!! Estas cositas son dignas de una buena pastelería francesa, parece que estoy viendo el escaparate de las "viennoiseries" Jeje! Te han quedado espectacular de verdad y me apunto la receta porque me he quedado con la boca abierta al ver la foto de la miga! Un besote fuerte y muy feliz semana Esther!

    ResponderEliminar
  7. Estos bollitos están muy ricos, son ideales para una merienda tal como dices, incluso para una cena haciendo unos pequeños bocatas. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado perfectos y con una pinta impresionante, menuda miga se ve. No me extraña que no lleguen al día siguiente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hola!! son monísimos y más que un acierto para estos días. Yo no se si aguantarían hasta el día siguiente porque se ven de lo mas esponjosos y apetecibles, yo me llevo muchos, jaja. Besos!

    ResponderEliminar
  10. Qué apetecibles son pero es que además con esa presentación ya son lo massss !!!
    Me los voy a apuntar para prepararlos en cuanto pueda que la bollería de este tipo nos gusta mucho en casa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Esther!! Cuánto me gustan estos panecillos, tienen una textura estupenda y la presentación es genial. Qué ricura, yo también los comería de dos en dos. Feliz San Valentín, besos.

    ResponderEliminar
  12. que ricos por favor!!! leyendo tu receta me doy cuenta que es como yo hago el pan de viena, y que rico está, asi que no me cabe duda de que te los quiten de las manos jajajaa, y con esa forma tannnn bonita todavía más!!

    ResponderEliminar
  13. Se ven riquisimos , no me extraña que se terminen pronto besitos

    ResponderEliminar
  14. Que corazones más tiernos te han salido, si se comen solos con la vista.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  15. Uummmmmmmmmmmmmm seguro que esos corazones de pan estaran de muerte relenta no lo siguiente anda que no me has tentado con las fotos te han quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  16. Yo también vi estos bollitos en el blog de Cristina y no te lo creerás pero aún los tengo pendientes.

    Los tuyos me han enamorado ¡tienen una forma preciosa! y no me extraña que no duren más que un día en casa ¡tienen que estar deliciosos!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  17. Qué corazones ricos Esther!. Este tipo de masa me encanta, tanto para tomar con dulce o embutido.
    Yo me he enamorado de estos corazoncitos. Te han quedado preciosos.
    Feliz día de San Valentín guapa.

    ResponderEliminar
  18. Hola Esther !!!
    así da gusto celebrar el día del amor...
    y es que estos corazoncitos no has enamorado a todos
    una preciosidad, como tú y unas fotos maravillosas
    yo me los apunto para la próxima
    un besazoooo y feliz día !!!

    ResponderEliminar
  19. Esther con estos corazones tienes que sentirte totalmente satisfecha, y es que no podrían haber salido más perfectos e ideales, precisamente para este día donde el amor lo inunda todo de corazones, flores y bombones, dulces y tartas, besos y abrazos, muchos son los que yo te daría solo por un bollito de leche hecho con tanto corazón.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. GUAU te quedó una miga fantástica, seguro que deliciosossssssssssssss

    ResponderEliminar
  21. Me encanta cómo te ha quedado la miga. Vaya merienda rica. Un besote.

    ResponderEliminar
  22. Menuda elección más buena. No porque es pan y precioso, delicioso, sino porque has buscado salirte del corazón rojo y similares. Elegantes panecillos y perfectos. Te vuelvo a decir que a tus manos, ya no se les resiste nada. Tus chicas y todos los que te visitamos y queremos, te hacemos la ola.
    Besos, corazón.

    ResponderEliminar
  23. Que están deliciosos, no hay duda, pero además, están tan bonitos, que son dignos de estar en el mejor libro de cocina.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  24. ¡Qué delicia de bollitos!, me han encantado...y eso que me da igual la forma...
    ¿Que no has comido nunca sopas de ajo?...¡PUES SON DELICIOSAS!, da igual con bacalao o con huevos escalfados, un plato humilde, barato, maravilloso....nos apeteció el sábado y la verdad es que estaban de muerte....¡tienes que probarlas!
    Un beso
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  25. Hola, es normal que no duren para el dia siguiente, con la pinta que tienen no son para dejarlos. Deliciosos y que esponjosos dse ven!!

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola! Nunca he hecho pan , aunque ya tengo comprada la levadura fresca. Ahora me queda hacerme con la harina de fuerza. Me ha encantado tu receta. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  27. Preciosos panecillos Esther, muy adecuados para el San Valentín, aunque a mi como me encantan los corazones, me vandrían cualquier día, porque además tienen pinta de estar ricos, ricos!
    Besiños reina

    ResponderEliminar
  28. Hola guapísima !!!
    No soy yo de celebrar el santo, pero vamos que si hay que hacerlo para comerse tan solo uno de tus ricos panecillos me pongo en la cola la primera jaja
    Preciosos de ver dad Esther, y blanditos con toda la seguridad, no hay más que ver esa mollita tan rica que tienen.
    Te han quedado tan perfectos que parece que los has hecho en un molde, qué bien te queda todo siempre.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  29. Que delicia de corazones, no me extrañan que se acaben en un pliplás porque esa textura invita tanto a mojar como a untarle una buena dosis de mantequilla y mermelada. La forma perfecta, los hace aún más apetecibles.
    Mil besos y feliz día

    ResponderEliminar
  30. Esther que ricos quedan verdad ? cuando los hice en casa les encantaron , te quedaron geniales
    besinos

    ResponderEliminar
  31. cucha cucha cucha la monada de panecillos que me ha hecho doña Esther alias "no hay nada que se me resista""..jaja, si es que eres la caña , lo mires por donde lo mires , no puedes tener más arte haciendo de tó!! me chiflan tus corazoncitos ultrabrillantes y por dentro no veas que pintorra tiene ese mollita para darle bocaitos lentos!! uysss... que acabo de decir!!jaja... pues eso , que me encantan tus corazones

    bueno guapisima , te dejo que hoy tengo que cumplir con todas
    que sino no me siento bien
    un besazo en la morrera que hoy es S.v.

    ResponderEliminar
  32. Madre mía que pedazo de panecillos te has marcado, Esther!! Bonitos no, son preciosísimos y tienen una pinta de estar supertiernos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Enamorada me he quedado de estos panecillos cuando los ví esta mañana!! por fuera divinos y por dentro super esponjosos!! Una maravilla guapa!! Bs.

    ResponderEliminar
  34. Que cucada Esther¡¡¡¡ quedan preciosos, unos panecillos para enamorar, biquiños

    ResponderEliminar
  35. Hola Esther!! Pero si estos panecillos son un amor, literalmente!! Lucen preciosos y deliciosos, y con lo que me encanta preparar pan casero, a estos no me puedo resistir
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  36. Tienen una pinta espectacular y parecen tan tiernos...que ricos, enhorabuena..
    un saludo desde www.lasrecetasdemicocina.es

    ResponderEliminar
  37. Pero qué cocada! Me encantan!!! Una forma muy bonita de celebrar San valentin jiji Además que de sabor tiene que ser impresionante con esas manos que tienes no tengo la mayor duda! Besines guapa

    ResponderEliminar
  38. Son divinos!!! Qué gozada poder desayunar con estos panes tan ricos, tu familia es muy afortunada de tenerte y de poder disfrutar de tantas maravillas que preparas. Lástima no ser vecina tuya jeje...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  39. Que ricos Esther, se ven muy esponjoso y tiernos, desde luego dan ganas de comerse un par de ellos, te han quedado fantásticos.
    Un beso.

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....