PENCAS DE ACELGA A LA MADRILEÑA


Que frío hace estos días!! y para combatirlo para mi no hay nada mejor que los platos de cuchara. Entre tantos que hay, y que seguro que me gustan todos, están las cremas, muy digestivas y ricas y bien calentitas son una delicia para sacar ese frío del cuerpo y de paso tomamos verduras a punta pala que es lo que más me gusta. En la receta original no se rehogan las verduras, simplemente se cuece todo y luego se tritura, como nunca sigo nada al pie de la letra, aquí os dejo mi peculiar versión.
INGREDIENTES:
  • 1 buen manojo de acelgas con sus pencas (las mias caseras)
  • 100 gr de tacos de jamón ibérico
  • 1 patata
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 100 gr de mantequilla
  • Pimienta recién molida
  • 1/2 limón
  • Sal
PREPARACIÓN:
Separa las pencas de cada hoja de acelga. Saca los hilos a las pencas si los tuvieran. Lava todo bien bajo el grifo y pica las hojas. Corta las pencas de unos 3-4 cm de largo.
Pon un poco de aceite en una cazuela y rehoga las hojas de acelga, el puerro  y la cebolla troceado gruesamente, la patata córtala en trozos, rehoga unos minutos, y cubre bien con agua, y deja cocer unos 25 minutos o hasta que esté todo blandito.

Cuando todo esté bien cocidito, retira un poco de caldo y tritura hasta conseguir una crema fina, prueba y ajusta el punto de sal y pimienta (si ves que la crema esta muy gorda pon el caldo que has sacado, a mi me hizo falta todo). Pon las pencas en otro cazo con agua hirviendo, un chorrito de limón y una pizca de sal y cuece durante 15 minutos o hasta que estén al dente.
Retíralas, escúrrelas y sécalas. En una sartén fríe los taquitos de jamón con la mantequilla, retira el jamón una vez dorado, En la misma grasa del jamón saltea las pencas de acelga y salta durante unos 3 minutos. Coloca una base de crema de acelga en una fuente, en cima distribuye las pencas salteadas y los taquitos de jamón. Calienta unos minutos antes de servir.


23 comentarios

  1. Pasaba por aquí, con intención de dejarle un comentario a una amiga común, y me he detenido ante el reclamo de la preciosa y atrayente presentación de estas pencas de acelgas que acabas de hacer.
    Me encantan todas las verduras y este plato es de diez.
    Ha sido un placer visitarte hoy.
    Cariños y buen comienzo de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  2. Qué me vas a decir a mi de las cremas de verduras, no podría vivir sin ellas. Las pencas de acelga las utilizo mucho en salsa o rellenas, mientras, aprovecho las hojas para otras cosas como haces tú. En la cocina si se desecha algo es porque se quiere, pues para todo hay una buena aplicación, como has dejado claro hoy con esta buenísima receta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Muy buenas Esther
    Tienes toda razón, no hay mejores platos para quitar el frío que los de cuchara, conforme te va entrando la comida se te va quitando el frío, me encanta esa sensación.
    Me gusta mucho esta crema, como acelgas pero nunca he pensado prepararlas en crema y estoy segura viendo tu receta de que tiene que estar muy ricas, la probaré seguro.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Me parece una receta estupenda y más para mi que nunca he hecho las pencas aparte.
    Tendré que hacerlas.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Esther la acelga que suelo comprar es de penca muy fina, en algunas hojas casi que desaparecen. Será que es la variedad que se cultiva por aquí. Aunque alguna vez las he visto con penca ancha en el mercado, al no ser una verdura habitual, nunca las he comprado.
    De todos modos no voy a quedarme sin probar tu crema, y más este año que no sé que me pasa, pero a todas horas tengo ganas de comerlas.
    Te quedó preciosa esa cazuela, así que no hace falta que me convenzas, porque que me gusta, me gusta, jejeje.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Esther por el sur el frío que corresponde a finales de noviembre no se deja notar, pero al menos algo hace. Los platos de cuchara me encantan y cuantas más verduras lleven ¡mejor! Me parece una idea estupenda rehogar las verduras antes de hacer la crema, le da un toque mucho más bueno

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Un delicioso plato de temporada.

    ResponderEliminar
  8. La de pocas veces que hago pencas antes al tenerlas de la huerta si pero ahora como las compro me traigo las que vienen ya cortadas asi que no las traen ,no conocia esta forma de hacerlas, han quedado de relujo ademas de estar de rexupete.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Esther!! Me gustan mucho las alcelgas y sobre todo, las de penca grande, que son las que suelo encontrar aquí también. Normalmente las consumo en el hervido tradicional, me gusta mucho echarle tanto las hojas como las pencas de las acelgas. Y ahora que he visto tu receta se me han abierto unos ojos que no veas, porque aún tienen que estar más buenas así. ¡¡Qué rica esta receta, me encanta!! Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta tu versión veo que haces como yo la adaptas a tu gusto, me ha gustado mucho.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Ya te digo yo que en casa nos va a encantar, que pintaza tiene el plato.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  12. He de decir que no me gustan las acelgas, pero esa cremita tiene una pinta estupenda y solo por lo calentita que debe estar la probaría, y seguro que me gustaría. Besos :)

    ResponderEliminar
  13. Ay lo siento no me gustan las acelgas... jeje!! Últimamente como bastante más verduras que antes pero aún no he podido cambiar de opinión con las acelgas, me gusta mucho la espinaca fresca pero ya esta. Pero te seré sincera, si veo llegar a la mesa este platazo, lo probaría sin dudar ni un segundo porque tu presentación hace que quieras meter la cuchara sí o sí y quién sabe, lo mismo me haces reconciliar con las acelgas ;) Un besote!!

    ResponderEliminar
  14. Me gustan mucho las acelgas y con esta presentación son mucho más atrayentes todavía, una receta extraordinaria.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Yo hago como tu, las recetas me valen de idea, pero luego cocino a mi aire y sin duda, también le habría hecho un sofrito a esta receta, para mi son básicos a los que no renuncio.
    La receta ha quedado fantástica y reconfortante para la que nos está cayendo... a ver si llueve!
    Bicos rula

    ResponderEliminar
  16. Me encantan las acelgas. Nunca las he preparado así, me parece una receta estupenda y una muy buena presentación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Desde luego Esther bordas los platos, unas acelgas!!! Presentadas así parece un manjar y eso que a mi las acelgas no me gustan nada. Bss.

    ResponderEliminar
  18. Hola Esther!!!
    La presentación ya invita a tomar la cuchara y empezar a comer!!
    Desde luego que este tipo de platos son ideales contra el frío. Cómo apetecen!!!
    Se ve realmente rico!!

    besos

    ResponderEliminar
  19. Nunca la he probado con acelgas , se ve riquisima besitos

    ResponderEliminar
  20. Esther, no conocía esta receta y me parece ideal para esta temporada. Aquí, no hace el frío que debiera, pero por la noche especialmente apetece mucho el cuchareo.
    Besos y a disfrutar.

    ResponderEliminar
  21. Con frío o calor , los platos de cuchara no faltan en mi casa, si no parece que no comos bien, jajaja!! No he comido así nunca las pencas de acelgas, de otras maneras sí, así que seguro y no me equivoco que me encantarían las tuyas. Un beso!!

    ResponderEliminar
  22. Me encantan las acelgas...tomo nota
    Besos guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  23. Para que luego digan que no están buenas las acelgas, menudo juego le has sacado. La foto , espectacular, lo dice todo. Besos

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....