CEBOLLA CARAMELIZADA (SIN VINAGRE)


Otra manera de preparar esta rica cebolla, sin vinagre, si os digo la verdad me gusta de todas formas. Para acompañar carnes, quesos etc... es ideal.
INGREDIENTES:
  • 1 kilo de cebollas
  • Sal
  • 1 1/2 cucharada de azúcar moreno
PREPARACIÓN:
Pela y lava las cebollas, sécalas y córtalas en juliana, mejor si tienes una mandolina para que las láminas sean todas del mismo grosor.

Pon una sartén con un chorrito de aceite al fuego, cuando esté caliente agrega la cebolla y un poco de sal. Rehoga  a fuego medio-bajo, y removiendo de vez en cuando hasta que esté bien blandita y transparente, unos 20 minutos más o menos.

Añade el azúcar y remueve seguido con cuidado, hasta que se caramelice. No dejes de remover y estate atenta, ya que si te despistas puede que se pase de punto y no sirva para nada. Al añadir el azúcar estate cerca de ella sin sacarle ojo.

6 comentarios

  1. Yo la hago sin azúcar, tan solo confitada en su propio jugo a fuego muy lento, queda muy rica también. Pero no quiero desmerecer la tuya que es buenísima y se puede utilizar en cantidad de preparaciones, todas estupendas.
    Feliz finde. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre la hago sin vinagre y casi siempre sin azúcar, deliciosa!!! Buen fin de semana! Besiños.

    ResponderEliminar
  3. Yo nunca la hago con vinagre, se ve muy rica.
    besos

    ResponderEliminar
  4. La verdad que da mucho juego, a mí me encanta. ¿sabes? la uso mucho cuando hago hígado a la plancha, queda un plato exquisito.
    Deliciosa.
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Me pirra la cebolla en todos sus ámbitos! jajaja y así de esta manera uhmmm, te ha quedado estupenda! Besines y feliz domingo!

    ResponderEliminar
  6. A mi Esther me gusta con y sin vinagre, es perfecta para acompañamiento de cualquier carne.
    Un besito

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....