PATATAS CON HUEVOS DE KIKIRICO Y VINAGRETA AGRIDULCE


En casa tenemos gallinas y pollos caseros felices. Además tenemos kikiricos, estos los más felices del mundo mundial, pasean a sus anchas por casi todo el pueblo (jaja tanto no) aunque si la huerta del vecino, la mía y la de mi madre y mira que todo esto es grande, aunque a ellos a poco le llega. Ellos vuelan un poco y llegan a todos lados y siempre van juntos, son como una familia bien avenida o algo así, pasan todo el día comiendo hierbas por todo el huerto, a la noche regresan comen un poco de maíz que mi madre les tiene en su cacharrito y a dormir.
Pues bien estos gallitos y gallinitas tan pequeñitos, ponen unos huevos deliciosos, son un poco más grandes que los de codorniz, aunque igual de ricos. Lo ideal serían unas patatas nuevas. No las encontré. Usé unas rojas de asar que están deliciosas. El resultado una ensalada templada muy sabrosa.
INGREDIENTES:
  • 6 huevos de kikirico o de codorniz
  • 400 gr de patatas nuevas (no tenía y puse unas patatas pequeñas para asar rojas)
  • 2 escalonias
  • 4 tallos de cebollino
  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharada de mostaza en grano
  • 1 cucharada de miel
  • 1 ramita de perejil (yo puse unos berros que tenía en casa)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
PREPARACIÓN:
Lava bien las patatas y ayúdate de un estropajo para estos menesteres. Disponlas en una cazuela, sin pelar. Cúbre con agua y un poco de sal y cuécelas unos 30 minutos o hasta que estén tiernas. Escúrrelas y espera a que se enfríen.
Pon abundante agua en un cazo y lleva a ebullición. Añade una cucharadita de sal y los huevos, y cu´elos 3 minutos (yo los hice un poco más, los huevos de kikirico son un poquito más grandes). Colócalos en un bol con agua bien fría y unos cubitos de hielo, y espera a que se enfríen totalmente. Luego escúrrelos y pélalos.

Pela las escalonias y lava el cebollino: pica menudo estos dos ingredientes. Dispón ambos en un cuenco y añade el vinagre, 2 cucharadas de aceite, la mostaza y la miel. Condimenta con sal y pimienta recién molida y remueve con unas varillas para que se emulsione.
Lava y escurre bien unos poquitos berros. Pela las patatas y córtalas por la mitad. Pásalas a una ensaladera, riégalas con parte del aliño y mezcla. Reparte las patatas en platos. Corta los huevos por la mitad y repartelos encima de las patatas. vierte por encima el resto de la vinagreta y decora con hojas de perejil o bien con unos berros. Sirve enseguida.

28 comentarios

  1. No hay más que ver el plato para saber que respira salud y buen gusto. Como guarnición me parece un lujo, aunque a mi me lo puedes dar tal cual porque me lo como enterito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la idea y si además tienes un materia prima como la que tu has empleado ya tiene que ser toda una delicia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado una ensaladita deliciosa, que seguro que al cuerpo le sienta la mar de bien. Besos :)

    ResponderEliminar
  4. Esther veo que la yema de estos huevos me deslumbran!! Qué color y que tamaño viendo la clara.
    Qué suerte poder disfrutar de huevos así. La ensalada fenomenal!! Me encanta!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué receta tan tan original! Me encanta!!!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  6. LLeva dos ingredientes que me encantan, los huevos y las patatas, asi que aprovechando que me han regalado huevos de campo, la haré y probaré, que seguro que les gusta a todos en casa.
    Besos. LOla

    ResponderEliminar
  7. Esther ¡qué suerte! Estos huevos se comen solo con la vista, el color y frescura lo dice solo con mirarlos, y es que eso lo apreciamos bien quienes tenemos la suerte de comer huevos de gallinas felices, criados al aire libre, no tienen comparación.
    Por cierto ya te dije en otra ocasión que a ver si te animas y nos enseñas una foto, aunque sea de móvil, jajaja, yo estoy loca con nuestras gallinas y hasta posan como auténticas divas cuando me ven aparecer con la cámara en mano, jajaja.
    Besos, que disfrutes una buena tarde, si el tiempo te da una tregua.

    ResponderEliminar
  8. Deliciosa se ve, yo tengo una similar con huevos de codorniz y me encanta, asi que me apunto ésta , que seguro que también me gusta!! Bs.

    ResponderEliminar
  9. Que buena y que pinta tienen esos huevos me gustan besitos

    ResponderEliminar
  10. Esther, ahora mismo me tele transportaría a tu casa (en serio), lo malo que me gustaría tanto ver el ambiente y respirar ese aire gallego, que tanto me gusta, que me quedaría Jijiji. Así que mejor no lo intento...
    ¡ ¡Cómo no va a saber rica esta ensalada!!, con esos huevitos. Los berros le encantaban a mi abuela. Disfrutaba cogiéndolos.
    Deliciosa ensalada.
    Besitos,
    Sil
    Lostelaresdesil thermomixil

    ResponderEliminar
  11. Esther qué maravilla poder disfrutar de unos pollos y gallinas felices que campan (y vuelan a sus anchas) y os dejan estos bonitos y saludables huevos. Supongo que es lo mismo que se siente cuando hablo de mi AOVE ji ji ji

    Creo que has hecho una receta sencilla pero muy vistosa que entra directamente por la vista

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. Te ha quedado una ensalada de relujo y seguro que esta para ponerle un piso u dos , hace años que no como huevos de Kikirico mi abuela tambien tenia esa clase de gallinas ,ya no me acuerdo del sabor de sus huevos han pasado tantos años desde la ultima vez que los comi ,lo que si no he olvidado es el gallo mira que era bonito pero tenia una mala leche no habia quien se hacercara a ellos.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  13. Esta ensalada me encanta, mi hijo se la aliña por separado porque el vinagre no le gusta y a mi ese toque me encanta.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta estos platos tan sanos para la temporada que se avecina de calor si el tiempo deja ya estabilizarse, y hacer temperaturas propia de esta primavera. _Debe de estar tan rico esta receta con los huevos camperos, el sabor es inigualable, un beset Esther

    ResponderEliminar
  15. Te ha quedado una ensalada deliciosa. Esa vinagreta agridulce le da un toque fantástico.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Que envidia me das , poder recogér los huevos de tus gallinas es un lujo al alcance de unos pocos, yo tengo que conformarme con buscar en el mercado lo que pueda. Ya me imagino el sabor que deben tener, de pequeña en casa de mis tíos ,en un pequeño pueblo de Lérida , en verano , podia saborear las verduras y hortalizas del huerto y los huevos , pollos y conejos del corral. Seguro que el plato estaba exquisito. Besos .

    ResponderEliminar
  17. Que plato mas rico y sano , me encantan las patatas asi preparadas , te quedo genial
    besinos

    ResponderEliminar
  18. Anda que no viven bien eso kiricos, creo que esa gallinitas son las que aquí llamamos mínimas, son pequeñitas pero matonas, jeje pero menudos huevos ricos ponen.
    Esa ensalada de patata con huevos esta riquísima.
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Hola Esther!! Mi madre hacía una ensalada muy parecida, con huevo, patata, le ponía cebolla, perejil y también atún, eso si, y una vinagreta muy rica y nos la comíamos templada igualmente. Me ha recordado mucho a la suya. Muy rica tiene que estar también tu ensalada, y con ese de mostaza y miel, aún más deliciosa. Para repetir. Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Hola Esther! No conozco los kikiricos pero por lo que entiendo son gallinas más pequeñas de lo normal no? Jeje, qué nombre más gracioso, me hubiera gustado ver alguna foto 😊 Te han ayudado a sacar una riquísima receta, los huevos se ven deliciosos y así con patatas son excelentes! Un entrante divino, besitos !!

    ResponderEliminar
  21. Hola, esta ensalada de patatas es espectacular. De las que gustan mucho, para acompañar cualquier cosa, ya sea carne o pescado. Para mí hasta solas. QUé haríamos sin nuestras adoradas patatas!!! Un beso

    ResponderEliminar
  22. Buenos días! qué a gusto nos comemos estos platos fresquitos, p templados. A mi es que me encantan las ensaladas así tan completas. Ya mismo te la estoy copiando, un plato bien grande :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Hola Esther, que envidia me da eso de tener gallinas. En Almería, o en mi pueblo, a estas gallinas se les llama mininas, que son mucho mas pequeñas y muy activas. Recuerdo que mi suegra me los guardaba para dárselos a mi hijo, eso era en otros tiempos.
    Una ensalada deliciosa y los huevos mucho mas.
    Un beso de maricacharros

    ResponderEliminar
  24. Esther, ahora cuando llegue el buen tiempo me encanta hacer este tipo de ensaladas, en Andalucía son muy habituales en bares de tapas y en las propias casas. Aquí se llaman “papas aliñadas” o “aliñás” muy buenas que te han quedado con ese aliño.
    Me hubiera encantado ver a esas kikiricos, no tengo idea cómo serán, un punto eso de los paseos por las huertas y tú madre poniéndoles el platito como yo hago con mi Bimba... adoro los bichos de todos los colores, así que estos vuestros seguro que me encantarían.
    Bueno, esta receta va a mi larga lista de urgentes... ¿operación bikini...biki qué?
    Besos

    ResponderEliminar
  25. me encantan las ensaladas de patatas, pero mira... yo no le ponía huevo y eso es una idea estupenda.
    besos

    ResponderEliminar
  26. Te ha quedado un plato de lujo además de muy sano. Besos.

    ResponderEliminar
  27. No es una ensalada complicada de hacer, ni tan siquiera sus ingredientes son raros ni caros, pero a mi me encanta, y si encima lleva esos huevos de esas gallinitas tan especiales debe estar más que buena. Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Con tu permiso voy a copiarte a receta. Somos casi adictos a las patatas y con huevo... ya te digo!!

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....