VALENCIANAS

Hoy unas ricas valencianas que tanto me gustan. Estos bizcochitos para mojar en leche, acompañar el café o la infusión de la tarde son ideales y deliciosas, nada que ver con las industriales, super tiernas y sabrosas a más no poder, mi madre se puso fina!! yo me comí un par, el resto desaparecieron en un plis, era un ir y venir a la cocina. Lee las notas, las primeras que hice fueron estas y verás la diferencia.
INGREDIENTES:
  • 4 huevos
  • 250 gr de harina de repostería
  • 250 gr de azúcar
  • 200 ml de leche
  • 100 ml de aceite de girasol o de oliva suave
  • 1 cucharadita de levadura en polvo (8 gr)
  • Ralladura de piel de 1 naranja y 1 limón pequeño
PREPARACIÓN:
Precalienta el horno a 180º.
Bate los huevos con el azúcar hasta que tripliquen el volumen. tiene que quedarnos una mezcla bien batida y blanquecina. Sin dejar de batir añade el aceite en un hilo. Una vez integrado el aceite hacemos lo mismo con la leche y siempre a velocidad baja.
Ralla la piel de la naranja y de limón y añade a la mezcla.
 En un bol mezcla la harina con la levadura y lo tamizamos para que no haya grumos. Ve añadiendo la harina tamizada a la mezcla y a pocos y removiendo suavemente con una espátula. Agrega una pizca de sal y remueve todo suavemente para que todo se integre.

Vierte la masa en moldes alargados, espolvorea con azúcar por encima y horneamos 180º entre 10 a 15 minutos.
NOTA: si horneamos en moldes de papel directamente las valencianas, se expandirán hacia los lados  y el papel no aguntará el peso de la masa. Hay moldes especiales para meter los de papel dentro, como los de las magdalenas pero alargados. Yo no los tengo, mi marido que es muy mañoso me hizo estos palitos justitos a la bandeja de hornear y yo puse los papeles entre ellos para que se aguantarán. Que te ha parecido el apaño???? jejeje.
Fuente: Alimenta

30 comentarios

  1. Desde luego, como lo casero nada, con ingredientes seleccionados, a nuestro gusto y todo el amor del mundo. Que bien vais a merendar hija mia!
    bss

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenos días Esther! A mí estas magdalenas me recuerdan a mi abuela ¡siempre tenía en casa! y aunque eran compradas te aseguro que tampoco tienen nada que ver con las industriales de ahora. Sin lugar a dudas el paso de los años ha hecho que salga perdiendo la bollería industrial por muy de obrador que nos la quieran vender.

    Estoy pensando que tu marido debería patentar el apaño para estas magdalenas porque a mí me ha encantado ¡a la vista está lo perfectas que te han quedado! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Esther madre mía no me extraña que desaparezcan en un momento!!!
    Qué cosa más jugosa y tierna. No entiendo como es que te comiste sólo un par, si es que deben de entrar solas.
    Son una maravilla!!!

    besos

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla!!!
    Nunca he hecho valencianas en casa: tengo que probar con tu receta!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que has puesto la foto de la bandeja del horno, de lo contrario hubiera pensado que las habías sacado de la bolsa, ja,ja,ja, están perfectas y con una pintaza buenísima.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  6. Un marido muy apañao , el invento esta genial porque a veces no se puede tener tantos moldes y a si queda divinamente, las valencianas se ven muy apetecibles ,te han quedado super esponjosas
    besitos y buen finde

    ResponderEliminar
  7. Hola Esther!! Pero qué "apañaos" sois tanto tú marido como tú. La idea de los palitos es fantástica, ni se me hubiera ocurrido, tomo idea para cuando haga algo similar. Y tú por lo bien que haces todo, mía que estan ricas las que venden, pero seguro que las tuyas aún están muchísimo mejor. No hay más que ver lo blanditas que te han quedado y tu madre le ha dado el visto bueno, la mejor catadora de comida que podrías tener. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado de lujo, con ver las fotos se nota lo esponjosas que están, tienen que ser una auténtica delicia.Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Mmmm! Tus valencianas se ven exquisitas!
    Bs

    ResponderEliminar
  10. qué ricas se ven, buen apaño el que te hizo tú marido.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Que lindas que ficaram , o interior esta uma verdadeira delicia.
    Uma excelente ideia essa que usou para as colocar no tabuleiro.
    Bom fim de semana

    ResponderEliminar
  12. Que pinta mas ricas , que apaño mas bien pensado te ha echo tu marido se lo vamos a copiar besitos

    ResponderEliminar
  13. Me encantan!!! Pero el invento de tu marido hay que patentarlo, niña, me ha dado una idea estupenda porque no puedo tener más trastos en la cocina ni más moldecitos de todo tipo, jajaja, yo suelo hacer apaños con papel de aluminio pero no quedan tan perfectos ni mucho menos. Voy a ver qué encuentro en el chino, jajaja.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Esther, me encantan tus valencianas y tu marido, eso de tener un mañoso en casa no tiene precio. En mi casa la mañosa soy yo... ja ja ja qué poco modesta, pero es verdad. Una idea genial para aprovecharla. Estas valencianas mojadas en chocolate me encantarían 😍
    Pregunta, ¿le podría quitar un poco de azúcar a la masa? Ya me dices cuando te acuerdes y puedas.
    Muchos besos y buen y largo finde

    ResponderEliminar
  15. Que esponjosas y que ricas, algunas me comia para desayunar mañana. Eres una artista repostera, un beset

    ResponderEliminar
  16. Te quedaron perfectas y el apaño muy práctico.
    Besitos y feliz finde Esther.

    ResponderEliminar
  17. Oye, tu marido no te hará un dulce merengue, pero es más apañao que las pesetas. ¡Qué buena idea Esther!. Ya estoy pidiendo esta tarea de bricolaje al mío, Jijiji
    No veas cómo cambia la forma con las que hiciste con anterioridad.
    No me extraña que fuera un ir y venir a La Cocina.
    ¡Perfectas!, y con un color precioso.
    Tomaré cuenta de tus consejos.
    Besitos
    Sil
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  18. Esther las valencianas Fe quedaron divinas, pero hoy el protagonista absoluto es tu marido, ¡vaya con el invento, del tío talento! Jajajaja. Te digo una cosa, como lo ven los del nodicware esos de los moldes súper carísimos, lo patentan y suben los listones de madera a un precio desorbitante, Jajajaja, que una lo cuenta aquí como algo curioso o anecdótico, y luego pas lo que pasa, que llegan unos espabilaos y se adueñan de nuestros recursos caseros, jajajaja.
    En fin que como las magdalenas me vuelven loca, que te voy a decir, qué.cuando merendamos? Jajajaja
    Besitos, Preciosa me ha encantado tu post de hoy. Disfruta del sábado.

    ResponderEliminar
  19. Estas magdalenas alargaditas están muy ricas, con tu permiso me llevo la receta para probarlas en casa. Besos :)

    ResponderEliminar
  20. Hola Esther.
    Desde luego que te han salido unas valencianas divinas.
    Un artista tu marido...todo un acierto lo de las baritas que han dejado esas valencianas como las industriales en aspecto...pero seguro que mucho mejor en sabor.
    Una pinta de lo más deliciosa
    Besos para los dos ..que también se los merece.

    ResponderEliminar
  21. Tú no tienes ninguna pereza para meterte en la cocina y hacer cosas tan apetitosas que lo difícil es parar y no comer más.
    No es de extrañar que a tu madre le encantaran, sólo con mirarlas ya dan ganas de probarlas.
    La presentación es de diez.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  22. Mira que es tarde, pero si pillara un par de ellas ahorita mismo...ufff con un colacao ni te cuento lo bien que iba a dormir. Ahora me tendré que conformar con soñar con tus valencianas!! Bss y felicidades por esta delicia.

    ResponderEliminar
  23. Esther , que pinta mas buena , por dios , super apetecibles para tomar con un cafetín . Lo de los palitos , una idea genial
    besinos

    ResponderEliminar
  24. Que maravilla de valencianas!! Te han quedado perfectas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Desde luego Esther tenemos unos maridos que valen un imperio chica, (que no nos lean o se incharan como globos), jajajjaja, en serio que es una suerte tener un marido tan mañoso, yo ya le voy a coger la idea para encargarsela al mio, las valencianas te quedaron perfectas , bonitas a rabiar y ricas ya ni te digo, me llevo tu receta y el super apaño de tu marido tambien, biquiños y feliz Domingo

    ResponderEliminar
  26. Hola Esther! Cómo me gustan esos bizcochitos o magdalenas, nunca puedo resistirme a ellos. Se ven espectaculares, igual de bonitas que las del comercio pero no cabe duda que mucho más ricas! No me extraña que tu madre se haya puesto la botas jaja! Le hubiera acompañado en la degustación con mucho gusto jeje! Ah! Me ha encantado el apaño que te hizo tu marido, qué bueno! Muchos besitos!!

    ResponderEliminar
  27. Nunca las he visto tan bien hechas. Me he quedado con la receta, pues las pienso hacer en cuanto pueda. El apaño fantástico, debió funcionar porque las valencianas están perfectas. Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Puro espectáculo! Ahora mismo mis sobrinos estarían haciéndote la ola, le encantan! Yo cojo nota, pues tendré que hacérselas un día y a mi chico también que le gustan mucho ;) Besines y feliz semana!

    ResponderEliminar
  29. Estoy haciendole la ola a tu marido por que hace años que hago magdalenas Valencianas y no las he publicado nunca por lo feas que quedan una vez horneadas , desde hace un par de años en vez de en moldes pongo la masa en un molde para hacer bizcochos y listo asi cada uno se corta a su gusto su trozo para desayunar .
    Te han quedado de relujo ademas de estar de rexupete.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  30. Hols Esther, te han quedado de cine.Nunca las he preparado en esta versión y desde luego que el resultado es muy bueno, claro que con la buena mano que tienes, logicamente te han quedado perfectas. un besazo :)

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....