BIZCOCHO BASE PARA TARTAS

Hoy vengo con unos bizcochos que publico mi paisana Cristina y que nada más verlos me dispuse a hacerlos, son unos bizcochos un poquito más densos pero, para tartas son perfectos, quería tenerlos en mi recetario porque ya no los cambiaré por ningún otro, y si no ya me contareis. Lo que os recomiendo es que leáis toda la receta a la perfección para ver todos los detalles o visitar a Cris, ella lo explica maravillosamente bien, espero que os gusten...
INGREDIENTES:
  • 6 huevos
  • 240 g de azúcar
  • 240 g de harina
PREPARACIÓN:
Encendemos el horno a 180º calor arriba y abajo y aire. Pintamos con mantequilla el molde o moldes en donde vayamos a hornear y lo forramos con papel de horno en la base y en los laterales. Volvemos  pasar la mantequilla por encima del papel y reservamos.
Mezclamos los huevos con el azúcar y les damos un golpe de microondas (yo esto no lo hice, los dejé fuera de la nevera toda la noche). Los pasamos al bol de nuestra batidora y batimos a velocidad máxima hasta que aumente el triple de su volumen (yo dejo que mi kitchen bata al menos 10 minutos) una vez bien montados, vamos añadiendo la harina tamizada poco a poco y mezclando con movimientos envolventes hasta integrarla por completo.

Volcamos la crema resultante en el molde y horneamos 35-40 minutos hasta que esté cocido. Retiramos del horno, dejamos enfriar 15 minutos y desmoldar sobre una rejilla para que termine de enfriarse.

Notas: Lo de forrar el molde es un rollo, pero si queremos que los bizcochos salgan perfectos tenemos que hacerlo. 

Cuando los saquemos del horno, los dejamos enfriar 15 minutos, nunca sacar el papel antes de que pasen estos 15 minutos de lo contrario estropearemos el acabado.
A Cris le quedaron de foto, yo tengo mucho que mejorar aun así,  estoy muy contenta. Serán mis bizcochos base para siempre. Congele uno, lo descongele a los 4 días y quedo perfecto en una tarta. Si voy a hacer una tarta, el día anterior hago el bizcocho, una vez bien frío lo envuelvo en film transparente y lo meto dentro de una bolsa, al día siguiente se corta perfectamente, mejor es hacerlo con una lira, o igualmente con un cuchillo, no se desmiga y el corte queda perfecto.


Este bizcocho debe hornearse a 180º, en mi horno lo horneo a 190º y queda perfecto, cada uno tiene que conocer su horno ya que cada uno cuece de distinta manera. Cris dice cocerlo con aire, yo no lo hice y quedaron más o menos bien. Lo haré la próxima vez, pero el aire lo pongo en pocas ocasiones y lo tengo poco controlado.

Esta cantidad la podéis poner toda en un molde o repartirla en varios de distintos tamaños.

Estos bizcochos yo los hacia multiplicando la cantidad de huevos por tres, por ejemplo, si ponía 3 huevos para saber la harina y el azúcar que necesitaba multiplicaba 3x30= 90 g de harina o azúcar.

Bien, pues Cris dice, que estos bizcochos quedan un poquito más densos y que quedan perfectos a la hora de cortarlos, mojarlos con almíbar, aguantan perfectamente el peso de los rellenos y en definitiva que son perfectos, si multiplicamos por 4, es decir, si son 6 huevos, multiplicamos 6x40=240 g de harina y azúcar, estos son los que veis en las fotos y quedan divinos.
Si lo queremos hacer de chocolate solo tenemos que sustituir 30 g de harina por chocolate en polvo, yo usé valor.

Con esto acabo, y por si yo no me explique bien os dejo el enlace de Cristina ella lo explica a la perfección de como hacerlos y con toda clase de detalles, desde aquí un besazo Cris, y muchas gracias por la receta...


PAVO AL LIMÓN CON HIERBAS PROVENZALES

Hoy vengo con una carne que nos gusta mucho, y que además es baja en grasa. Este guiso queda muy sabroso, pero lo que os aconsejo, que que lo hagáis a fuego lento, de esta manera la salsa se vuelve melosa y la carne queda muy sabrosa y con una textura deliciosa...
INGREDIENTES:
  • 600 g de pechuga de pavo
  • 2 cebollas pequeñas
  • 4 zanahorias
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Pimienta, limón
  • 1 pizca de orégano
  • 1 pizca de tomillo
  • 1 pizca de comino
  • 1 ramita de perejil
  • Aceite de oliva, sal
PREPARACIÓN:
Lavamos la carne, la secamos con papel absorbente de cocina y la cortamos en dados que sean lo más iguales posibles. Doramos la carne en una cazuela con tres cucharadas de aceite, salpimentarla y la reservamos.
Rehogamos  las cebollas, peladas y cortadas en plumas finas, en el mismo aceite de de rehogar la carne unos 10 minutos a fuego medio, hasta que esté transparente. Agregamos las zanahorias, lavadas, peladas y partidas en rodajas, un chorrito de vino blanco y cuece 5 minutos más.

Sazonamos con sal, pimienta, comino, tomillo y orégano, espolvoreamos con perejil, lavado, y picado. Incorporamos los dados de pavo y espolvoréalos con la mitad de la piel de limón, lavada y cortada en tiritas.
Vierte un vaso de agua caliente en la cazuela, tapa y deja cocer a fuego lento durante unos 15 minutos más o menos. Luego , ajustamos el punto de sal y servimos enseguida..


TARTITAS DE ALMENDRA Y MELOCOTÓN

Estas tartitas os aseguro que están fabulosas, son fáciles de hacer y  con cualquier fruta quedarían estupendas. Yo a la masa le añadí 2 cucharas de yogur natural, puesto que estaba muy densa, acerté de lleno quedaron como veis tiernas y muy pero que muy ricas..
INGREDIENTES:
  • 1 tarro de los pequeños de melocotón en almíbar
  • 1 huevo
  • 100 g de mantequilla + una poca para engrasar los moldes
  • 100 g de almendra molida
  • 100 g de azúcar glas
  • 2 cucharadas de harina + una poca para espolvorear los moldes
  • 2 cucharadas de yogur natural (opcional)
PREPARACIÓN:
Dejamos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se ablande. La colocamos en un cuenco y la chafamos con unas varillas, añadimos la almendra molida, el azúcar glas, las 2 cucharas de harina y el huevo.
Batimos con las varillas manuales hasta obtener una masa homogénea.

Colocamos los melocotones en un colador, para que escurran bien. Los cortamos en gajos. Engrasamos con el resto de la mantequilla los 4 moldes de tartaletas, los espolvoreamos con harina, y los volcamos boca abajo para retirar el exceso.


Los rellenamos con la masa de almendra y la cubrimos con los gajos de melocotón de forma decorativa. Precalentamos el horno a 180º.
Cocemos las tartitas durante 20 minutos, hasta que estén doradas. Las retiramos y las dejamos enfriar durante 20-30 minutos antes de desmoldarlas. Las servimos frías, espolvoreadas con azúcar glas..

Nota: estas tartaletas las podemos hacer también de otras frutas, tanto frescas como envasadas, le van muy bien los fresones, los kiwis, la manzana, la piña, con la que más os guste seguro que estarán deliciosas...