ALBONDIGAS EN SALSA DE TOMATE

Las albóndigas en casa nos encantan, como más las hago es a la jardinera, esta forma de hacerlas es muy rápida y se hace en un momento siempre y cuando tengamos la salsa preparada, para adelantar tiempo la salsa de tomate la hacemos un día antes y luego solo queda formar las albóndigas y poco más. Tengo visto a gente comprar en el super albóndigas  enlatadas y no sabéis el repelús que me dan las enlatadas jaja, Con lo fáciles que son de hacer!! espero que os gusten están riquísimas!!!..

INGREDIENTES:
  • 800 g de carne mixta (mitad ternera gallega y mitad cerdo)
  • Orégano
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramitas de perejil solo las hojas
  • 1 hoja de laurel
  • 500 g de salsa de tomate casera (receta Aquí)
  • 1 huevo
  • 1 poco de miga de pan mojada en leche (opcional)
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
PREPARACIÓN:
Esta receta se hace en poco tiempo si tenemos la salsa de tomate preparada, yo hago salsa con mis tomates y luego la  almaceno en botes al vacío, pero si no tenéis no pasa nada, la hacéis con la salsa que esteis acostumbrados a hacer y que os guste, tanto si es casera como si es de tomate en conserva.
En un bol ponemos los dos tipos de carne picada. Picamos los ajos y las hojas de perejil, lo más que podamos, que quede todo muy picadito. Repartimos encima de la carne y salamos. Con dos cucharas removemos bien para que toda la mezcla se integre bien.

Batimos ligeramente el huevo y lo añadimos a la carne junto con la miga de pan exprimida (si nos gusta). Removemos todo bien hasta que todo este bien integrado. En un plato ponemos un poco de pan rallado. Cogemos bolitas de carne, las rebozamos en pan rallado y les damos forma de bola en medio de las dos manos, así hasta terminar la carne.
Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite, cuando este caliente añadimos las albóndigas, las doramos por todos lados bien hasta que adquieran un bonito color dorado. Las sacamos a una fuente cubierta con papel de cocina para que absorba todo el aceite.

Colocamos una cazuela plana al fuego con la salsa de tomate a fuego medio bajo, cuando empiece a burbujear agregamos un poco de orégano, la hoja de laurel y las albóndigas. Tapamos la cazuela y dejamos que se vayan haciendo a fuego lento, vigilando y removiendo de vez en cuando. La salsa tiende a engordar por el pan rallado, para aligerarla le vamos añadiendo de poquito a poco vasitos de agua caliente, a medida que nos lo vaya pidiendo. Tenemos que tener cuidado ya que en 15 minutos están hechas. Dejamos reposar un poco y listas para servir...



38 comentarios

  1. ay qué wenisimas por dioss y las cazuelitas pero qué bonitas son, me han encantado encima con lo que me gusta a mi el verde, hacen un contraste precioso :) un beso fuerte

    ResponderEliminar
  2. Lo que me gusta a mí una comida tradicional y las albóndigas lo son sin ninguna duda. Así como las has preparada son mis preferidas, rebañar la carne en esa salsita de tomate casera es un gustazo al alcance de todos. Guay!
    Bss

    ResponderEliminar
  3. las albóndigas....uno de nuestros platos típicos y muy caseros ,mi madre las hacia en salsa verde y mi tía en salsa de tomate , a cual mas buenas, las tuyas estan para meterles el tenedor y no dejar una ,las cazuelitas monisimas
    bss

    ResponderEliminar
  4. Que suerte poder hacer la salsa con tus propios tomates. A la jardinera me encantan aunque nunca las he hecho yo misma...mi madre me surte de ellas jejeje, tanto estas con tomate como las jardinera me tengo que animar a hacerlas!
    Todo un acierto de receta Bss

    ResponderEliminar
  5. Hola Esther, como ya he vuelto a las andadas aquí me tienes otra vez, y como hace tanto tiempo no había visto lo bonito que tienes el blog, me encanta, es muy chulo. Y de las albóndigas con tomate que te voy a decir, pues que a mi es como mas me gustan las albóndigas, me recuerdan cuando era pequeña, y mis hijos asi es como mas me las piden. Un beso muy grande guapa.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Esther!! No sé que más me ha gustado más, si las albóndigas o esas cazuelitas taaaaan monas, ja, ja. ¡¡Que me enamorado de ellas!! Bueno, bueno, tus albóndigas también son estupendas, pero es que las cazuelitas....Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Ya me veo yo comprando albóndigas en el súper... ¡ni loca! Yo no sé si la gente es demasiado cómoda para meterse en la cocina o si jamás se ha planteado hacer la comida en casa pensando que es muy complicado pero no me cabe en la cabeza comprar un montón de comida precocinada que además no sabe a nada (yo no la he comprado pero a veces nos han invitado a comer o cenar y nos han puesto cosas de lata o de conserva industriales) y que reconozco a mí también me da cierto repelús (por no decir otra cosa)

    Yo suelo preparar albóndigas en cantidad, las frío y una vez se han enfriado las congelo, así que preparar esta receta para mí es muy rápido generalmente porque tengo las albóndigas congeladas y salsa casera de tomate en conserva. A veces le pongo alguna verdura en el tomate (calabacín, judías verdes...) y me encanta el toque que le da

    ¡Besos mil!

    Por cierto me encantan las cazuelitas verdes de lunares ¡qué monada!

    ResponderEliminar
  8. Halaaaaaa! que buenas pintan estas albóndigas tomateras y ya presentadas en estas cazuelitas se me hacen una receta familiar de las de siempre, se ven realmente deliciosas. Un beso y feliz semana Esther!!!

    ResponderEliminar
  9. Me encantan las albóndigas pero ... nunca las había pasado por pan rallado para freír, siempre por harina, que curioso !!!

    En casa las hago de varias maneras, las hago estofadas, o en salsa de tomate, incluso con caldo, son deliciosas ¿Verdad?

    Buena semana y besos

    ResponderEliminar
  10. Merhabalar, domates soslu köfteniz muhteşem olmuş. Hem leziz hemde iştah açıcı görünüyor. Ellerinize sağlık.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  11. a mi me encantan con tomate, las suelo preparar cuando nos vamos a pasar un dia en el campo, o a la piscina...frías quedan muy ricas y se las comen sin chistar!! Bs.

    ResponderEliminar
  12. Buenísimas estas albóndigas y las fotos preciosas. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Deliciosas es decir poco y como bien dices, teniendo la precaución de hacer la salsa con anterioridad se hacen en un tris y nada tiene que ver con lo comprado, claro que nooooo !!!
    Sabes que tengo esa misma potina ?....Me las compré en color verde, naranja y negro :)
    Besinos guapa.

    ResponderEliminar
  14. Pero que ricas tienen que estar, en casa las albondigas también gustan mucho, hace tiempo que no hago por eso y solo con ver las tuyas ya me apetecen de comer,besitos

    ResponderEliminar
  15. Vaya ricas!! Las cazuelitas son preciosas.
    Un abrazo y feliz semana, Clara.

    ResponderEliminar
  16. Olá Esther!!
    Não há como resistir a um belo prato de almôndegas, ainda mais tão apetitosas como estas feitas por você!!
    Beijos mil e ótima semana pra ti! =)
    www.deliciasdavodeo.com.br

    ResponderEliminar
  17. ummm que ricas!! me acaba de dar hambre con solo verlas jejjeje y buenol as cacerolitas son una monada,desde luego de 10 te han quedado, un abrazo guapa!!

    ResponderEliminar
  18. A mi me pasa como a ti, no entiendo como pueden comer esas albóndigas de lata, si tampoco cuesta tanto hacerlas, a ti te han quedado deliciosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Con estas albondigas me ganas, que me gustan con tomate riquisimas besitos

    ResponderEliminar
  20. Esther que ricas, en casa no entra nada precocinado, y mucho menos unas albóndigas, solo de pensarlo, hasta grima me da, que tiene un aspecto de comida para mascotas, que cualquiera se las come, je, je, je...
    Y esa salsa de tomate que tu has preparado, vamos, para comerse las dos cazuelas.
    ¡Que Buenas!
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Ay por favor, un plato es para mi!! me guastan tanto y es que con salsa de tomate es un no parar de ir cogiendo. Me apetecen un montón, te han quedado de cine! un beso ;)

    ResponderEliminar
  22. que buena pinta tienen esther y que bonitas te han quedado en esas ollas tan monisimas. seguro que te han quedado riquisimas. un besoteee

    ResponderEliminar
  23. que buena pinta tienen esther y que bonitas te han quedado en esas ollas tan monisimas. seguro que te han quedado riquisimas. un besoteee

    ResponderEliminar
  24. Hola bonita, me imagino con la barra del pan mojando y mojando en esa salsa mientras me zampo las albondigas, muuucho mejor las caseras siiiempre, que ricas!!
    Un cosita..mañana publico una cosa que quizá te haga ilusión ver, ya se que me visitas a menudo pero me gustaría que no te perdieras esa receta, léela enterita ehhh. Besotes!!

    ResponderEliminar
  25. Hola Esther, que ricas por favor, en mi casa es una comida que no se perdona , las albóndigas nos gustan incluso sin salsa,ja,ja,ja, este receta te la copio pues yo casi siempre la hago con una salsa de cebolla y me imagino con esta salsa casera de tomate y babeo je,je.
    Me dices que no te gustan las moras, pues yo en casa tengo la versión contraria, a mi costillo le gustan a rabiar, entre las que se come en el sitio y después las que traemos se pone morado, ja,ja,ja.
    Un besito enorme y feliz semana guapísima.

    ResponderEliminar
  26. Me encantan y te han quedado estupendas. De lata nunca las he comido y espero no tener que hacerlo!! Un beso cariño. Por cierto esas cazuelitas son preciosas!!!

    ResponderEliminar
  27. Hola Esther, a mí también me dan repelús las albóndigas de lata, me parecen que son como las latas de comida para perros, cosas mías jejeje. A mí me encantan las albóndigas, pero es cierto que no las hago tanto como me gustaría. El otro día hice unas de merluza bien ricas. Te las voy a copiar para hacerlas algún día así. Un besote!

    ResponderEliminar
  28. Me gusta mucho esta receta, sin duda ya el tema de hacer tomate casero engrandece este plato. Un rico tomate no necesita mucho mas para hacernos disfrutar y con unas albóndigas de 10. Feliz semana

    ResponderEliminar
  29. ¡Madre mía! Cuando he trabajado en la carnicería de una cadena de supermercados y me tocaba tirar toda la carne que estaba fuera de fecha te prometo que casi me tenía que poner mascarilla al desempaquetar las albóndigas y hamburguesas. Que yo me preguntaba "¿pero qué narices le ponen a esto?" Porque olían fatal pero, oye, ni un moho ni nada. Vamos, que ni se me ocurre comprar esos inventos frescos (y las de lata menos), antes me como un juego de pelotas de golf jajaja Con lo fácil que es comprar un trozo de carne buena y picarla en casa o decirle al carnicero que nos la pique (aunque visto lo visto prefiero hacerlo yo porque la higiene en esas máquinas es un poco complicada y deja mucho que desear, por mucha Sanidad que las revise).
    Bueno, que sepas que con lo que me gustan las albóndigas tu receta me la llevo puesta como si fuera una bufanda. Son una de esas cosas que me encanta comer, sobre todo con un trozo de broa para mojar. Que no me preguntes porqué pero el pan de maíz con el tomate es una combinación que me apasiona!
    Besoos!

    ResponderEliminar
  30. Mi marido siempre comía las albóndigas con tomate en casa de su madre, yo no las hago nunca con esa salsa....siempre con salsa española...pero a lo mejor algún día le hago recordar......me la quedo.
    Besos guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  31. Las albondigas con tomate me vuelven loca! Se ven deliciosas, es uno de mis platos favoritos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Mis albóndigas favoritas son las de mi madre con salsa de vino y cebolla pero en segundo lugar siempre estarán las albóndigas en salsa de tomate que las hago parecidas a las tuyas y me encantan :)
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Te han quedado impresionantes!!! Y en esa ollita tan mona donde las has puesto, todavía quedan mejor. La salsita de tomate debe quedar impresionante sobre las albóndigas, me dan unas ganas tremendas de quitarte unas cuantas, jajja.
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. No dudo lo mas minimo esten de muerte relenta no hay mas que ver las fotos e ingredientes ,es una pena no poder meter la mano por que daria buena cuenta de una cazuletita uuuuummmm,no deja de decirme comeme.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  35. Estas albóndigas estarán para no dejar ni una, con buen tomate y su aderezo de orégano y laurel. Mi hijo acababa con ellas en cinco minutos. Me gustan los "cacharritos"dónde las presentas, son una cucada. Besos Esther.

    ResponderEliminar
  36. Vaya albóndigas te han quedado, tienes toda la razón del mundo donde se pongan unas albóndigas hechas en casa que se quiten las demás, estas se ven divinas niña, Esther muchas gracias por pasar a darme la bienvenida por el retorno, a ver si voy haciendo por seguir que se vuelve una muy perezosa y esto no puede ser, me tengo que animar y gracias a vosotr@s que me dais muchos ánimos. Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  37. Hay Esther las albóndigas me encantan, pero las cazuelillas me he namorado de ellas, que cositas mas bonitas y como lucen en las fotos, bikiños

    ResponderEliminar
  38. Me encantan las albóndigas, pero creo que por muy pocas ganas que tenga de ponerme a hacerlas jamás se me ocurrirá comprarlas enlatadas. Mejor paso sin ellas! Con salsa de tomate es como las hace siempre mi madre, muy ricas! Besiños.

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....