TARTA DE CREMA Y KIWI


Hoy una tarta facilita. Os voy a decir como yo la hago para que la tartaleta esté crujiente y no ablande. Preparo primero la tartaleta, la dejo enfriar y luego la meto en una bolsa de plástico y la cierro bien. Hago la crema al día siguiente y cuando haya enfriado un poco la reparto en la tartaleta, la decoro y listo. Solo aconsejarte que no la montes con mucha antelación, con 1 hora antes de servirla será suficiente. Yo no hice el brillo de gelatina, mis kiwis son caseros y cómo no iba a sobrar no puse ese brillo, para no enmascarar mis sabrosos kiwis.
INGREDIENTES:
  • Masa quebrada receta aquí
  • Crema pastelera receta aquí
  • 4 kiwis grandecitos (los mios caseros)
*Para el brillo:
  • 150 ml de agua
  • 20 gr de azúcar
  • 2 hojas de gelatina
Preparación:
Yo casi siempre hago mi masa quebrada. También puedes poner una lámina de masa quebrada o brisa refrigerada.  Haz la crema según la receta y deja enfriar un poco.
Una o 2 horas antes de servir la tarta montala; reparte encima de la tartaleta la crema. Pela los kiwis y córtalos en rodajas finas. Decora con ellas la superficie de la tarta.
Pon la gelatina a hidratar en agua fría unos 5 minutos. Prepara el brillo; calienta el agua con el azúcar. Escurre bien la gelatina y añadela al agua, remueve bien y deja enfriar un poco, luego pinta la tarta y métela en la nevera hasta el momento de servir.

21 comentarios

  1. Como te puedes imaginar estas tartas son las que más me gustan, no entrañan dificultad y está buenísima. Es una de las que hago en ocasiones importantes, ya que el aporte de fruta en todo tipo de pasteles y bizcochos me encanta. Te ha quedado preciosa y por supuesto me quedo tus cantidades para la tartaleta y para la crema.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Los consejos y trucos siempre viene bien Esther!!
    Gracias por compartir tus maravillas culinarias.
    Esta tarta me grita cómeme!!!! Deliciosa!!

    besos

    ResponderEliminar
  3. En mi casa creo que no da tiempo a que se ablande la tartaleta... desaparece antes de llegar a la mesa!! Una pasada de tarta y con fruta que son las que más me gustan!!
    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Que buena y que bonita queda , una buena idea lo de la masa besos

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Esther!! ¡¡Vaya tarta bonita y fácil!! Estoy contigo, una vez te acostumbras a hacer la masa quebrada casera, ya no la compras, la diferencia de sabor es abismal. Y tampoco soy de ponerle brillo a las tartas de frutas, sobre todo, si la vamos a consumir enseguida, y si no, pues caliento un poco de mermelada de albaricoque con un poquito de agua y la pincelo con esto. Pero vamos, la tuya no necesita nada más, está perfecta así, y facilísima. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Esther ¡qué lujo de tarta! El Kiwi es mi fruta favorita, me como uno todas las noches del año, sin excepción, y la verdad es que aquí en Sevilla o te dejas un dineral en los famosos de Nueva Zelanda, o no hay tutía que valga, jajaja, solo traen la morralla que no quieren en el mercado extranjero, y lo mejor de España o se lo come el que los cultiva (como tú, jajajaja) o los que los pagan a precio de oro en Europa. Pero bueno para hacer una tarta tan fabulosa como la tuya, con los de Nueva Zelanda seguro me queda la mitad de rica que a ti.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. ¿Que tal Esther? Nos traes hoy un lujo de tarta, tiene que estar deliciosa con el sabor de los kiwis caseros que seguro no se parecen en nada a los comerciales. Sólo de pensarlo babeo, jajaja!!!
    Un besote, guapa

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Esther! que vistosas quedan estas tartas y sobre todo que ricas que están. Gracias por el consejo para que la base no se ablande. Te ha quedado preciosa y si además los Kiwis son caseros... vaya placer de tarta.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  9. Ese tip es ideal para que nos queden las tartas con una base más que perfecta. Afortunada tú que tienes kiwis caseros. El sabor tiene que ser una delicia ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Con lo que a mi me gustan los kiwis, esta receta me ha encantado. Espero preparar prontito esta fantástica tarta. Besos :)

    ResponderEliminar
  11. Uuumm no me ves pero no he dejado de hacerte la ola de principio a fin no dudo lo mas minimo que este de muerte relenta no lo siguiente , te ha quedado de relujo.
    Cuando hago este tipo de tartas tambien hago la base el dia anterior y le pongo unas horas antes de comer la crema con la fruta para que no se reblandezca.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  12. Que maravilla de tarta!!. Y con kiwis caseros todo un lujazo. Muy buenos consejos para tomar la tarta crujiente y deliciosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Hola Esther, que tarta tan fácil y preciosa, es super apetecible!!! un besito

    ResponderEliminar
  14. Me encantan las tartas de frutas. Esta se ve ideal. Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Quedan muy ricas y vistosas ¡me encantan! son faciles y gustan a todos
    bss

    ResponderEliminar
  16. Esta tarta me salva a mí de más de un compromiso, pues muuy rica, de las que siempre aciertas y cambiando de fruta presentas una muy diferente a la otra. Así que , perfecta, deliciosa y con esa mano tuya, no hay quien la iguale!! Un beso

    ResponderEliminar
  17. Con paciencia y cuidado las cosas salen perfectas como tus tartas. La masa hecha desde el día antes es un truco buenísimo, aunque yo le pongo masa comprada y no me complico la vida demasiado. Esos kiwis se ven preciosos, y la tarta qué te voy a contar que no sepas, me encanta!
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Hola Esther nunca he preparado este tipo de tartas y mira que son sencillas de elaborar.
    Me ha gustado mucho como te ha quedado. La decoración es preciosa.
    Tomo nota del truco para que no reblandezca la masa. La crema pastelera se ve deliciosa, y claro juegas con ventaja con esos kiwis caseros quedó deliciosa.
    Pasa un feliz fin de semana.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hola guapísima !!!
    Aunque estoy segura que en casa no dejan que se ablande porque no sobraría ni las migas, tengo en cuenta todos tus consejos, porque todo te queda divino.
    La primera vez que vi los kiwis, fueron en una pastelería formando parte de una tarta como la tuya, y me enamoré de ellos. Así seguimos, con tan buena relación como al principio, me encanta esta fruta y en tartas, para llorar de alegría.
    Qué bonitas tartas nos enseñas siempre Esther.
    Besotes mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  21. Madre mía me estoy poniendo al día, que pase unos días apartada de aquí y no veas casi he comido ya hoy empece por esa ensalada de espárragos de segundo ese plato de mil hojas de solomillo y de postre esta tarta. Ya pongo yo el café y unas magdalenas que acabe de sacar del horno hace un rato y hacemos la sobremesa.
    Un besazo amiga

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar un comentario ya que de ellos se alimenta este blog. Sin ellos no seria lo mismo y desde aquí os doy mil gracias por visitarme ....